Denuncian abusos por parte de la CFE

Habitantes del sur de Monterrey acusaron a la empresa de electricidad de que está haciendo revisiones irregulares con el fin de cobrar multas estratosféricas, alegando robo del servicio.

Monterrey

Habitantes del sur de Monterrey denunciaron haber sido injustamente acusados por la Comisión Federal de Electricidad del robo del servicio, motivo por el que la compañía de luz los privó del servicio.

Acompañados por la hermana Consuelo Morales, presidenta de Cadhac, vecinos de las colonias Lomas de Mederos y Acueducto denunciaron el abuso por parte de la CFE y de los procedimientos de revisión irregulares de la empresa, quien les quiere cobrar hasta 123 mil pesos.

En el caso de la familia Sandoval Durín, quienes fueron acusados del presunto delito de sellos internos violados, la CFE les exige para su reconexión del servicio más de 176 mil 700 pesos, por el servicio de marzo de 2010 a junio de 2014, por lo que denunciaron que esta información es falsa.

La familia señaló que el cálculo de la carga eléctrica incluye los aparatos presentes en el hogar el día de la revisión por parte de la CFE, como si estos estuvieran allí desde siempre, y se presentaron documentos que no fueron tomados en cuenta para ese cálculo de la regularización.

"Los montos exigidos por la CFE rebasan incluso los 100 mil pesos, estos dándose en el supuesto robo de enérgica eléctrica por los usuarios, dice que es robo de luz a través de los llamados 'changuitos' o de una toma eléctrica colocada antes de la infraestructura que tiene la CFE, pero estas acusaciones son infundadas y han servido para justificar la acción de la CFE en nuestra contra y del monto fuera de serie por concepto de regularización".

Ante la reciente resolución de la segunda sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la materia, el pasado miércoles 26 de agosto Cadhac celebró su decisión e instó a los usuarios afectados a esperar su publicación en el diario oficial de la federación y presentar los juicios de amparo para obtener la reconexión del servicio de luz.

Los vecinos interpusieron quejas ante la Comisión de Derechos Humanos, la Profeco, el Instituto Federal de Defensoría Pública y ante la Cadhac.