Guillermo del Toro, el cineasta fantástico de México

El cineasta tapatío Guillermo del Toro es el último de los 'Tres Amigos' mexicanos en obtener las nominaciones a Mejor Director y Mejor Película.

Ciudad de México

El tapatío Guillermo del Toro nació con una imaginación desbordada: sus monstruosas creaciones, que muestran una humanidad y sabiduría superiores a sus personajes humanos, lo han convertido en uno de los directores más queridos en el cine fantástico.

Era el único de los 'Tres Amigos', grupo formado por él, Alfonso Cuarón y Alejandro Gómez Iñárritu, que aún no conseguía las nominaciones de 'Mejor Director' y 'Mejor Película' de los Premios Oscar, pero La forma del agua cambió esto y le dio los reflectores en la temporada de premios 2018.

TE RECOMENDAMOS: Mexicanos nominados y ganadores del Oscar

Ya ganó el Globo de Oro y el Premio de la Crítica como Mejor Director y hoy, su película de amor fantástica, fue nominada a 13 categorías en los Oscar.

Del Toro tiene 53 años, nació en Guadalajara, Jalisco, y uno de sus primeros juguetes fue un hombre lobo de peluche y esto, según él mismo dijo a la revista The New Yorker, en una entrevista de 2011, le encantó a su madre, una mujer a quien le gustaba leer el tarot, y aturdió un poco a su padre, un hombre de negocios que el propio Guillermo describió como "la persona con menos imaginación sobre la tierra".

Su hermana Susana y él solían disfrazarse y maquillarse como criaturas fantásticas: usaban colodión y sangre falsa para sus creaciones.

TE RECOMENDAMOS: Lo que debes saber de 'La forma del agua'

Del Toro comenzó a interesarse por el cine desde muy joven y estudió en el Centro de Investigación y Estudios Cinematográficos de Guadalajara y para 1985 fundó Necropia, su propia compañía dedicada a efectos especiales y diseño de maquillaje.

Fue en 1998, tras el secuestro y posterior rescate de su padre, que decidió mudarse a Los Ángeles y, desde entonces, vive en Estados Unidos.


>>>Sus obras

En 1993, Guillermo del Toro filmó Cronos, su primera obra que logró un premio en Cannes y le abrió las puertas para comenzar a trabajar en Hollywood.

TE RECOMENDAMOS: Las nominaciones del Oscar 2018 para Guillermo del Toro

A partir de ahí, sus creaciones han sido vistas en todo el mundo: desde las adaptaciones de cómics como Hellboy y Blade II, hasta películas como El Espinazo del Diablo (2001), dirigida por él y producida por El Deseo, de los hermanos Almodóvar, esta obra fue la precursora de El Laberinto del Fauno (2006), película que obtuvo seis nominaciones al Oscar y ganó tres (Fotografía, Dirección Artística y Maquillaje), pero ninguno de los premios se los llevó Del Toro.

Después produjo otra película de terror, El Orfanato (2007), también con buenas críticas y en 2015 dirigió La Cumbre Escarlata.


>>>Un amor acuático y fantástico

La forma del agua es una película que Del Toro siempre quiso hacer, pero no conseguía cómo.

TE RECOMENDAMOS: Así fabrican las estatuillas de los Premios Oscar

En la creación de la criatura fantástica, el director se inspiró en El Monstruo de la Laguna Negra e incluso quiso grabar la película en blanco y negro, pero el presupuesto disminuiría considerablemente, así que la cinta se grabó a color, aunque Guillermo no se quedó con las ganas y una de las escenas más conmovedoras sí está en blanco y negro.

La historia, considerada una de las más conmovedoras del cineasta, habla de Elisa, una mujer muda que se encuentra con un monstruo acuático. Ambos, humana y criatura, se enamoran.

Hoy, La forma del agua fue nominada a 13 premios Oscar, incluidas las categorías de Mejor Dirección, Mejor Película y Mejor Actriz, convirtiéndose en la primera película dirigida por un mexicano en alcanzar este número nominaciones.



ALEC

<iframe src="https://giphy.com/embed/SzUCzWopsLPgI" width="480" height="258" frameBorder="0" class="giphy-embed" allowFullScreen></iframe><p><a href="https://giphy.com/gifs/guillermo-del-toro-SzUCzWopsLPgI">via GIPHY</a></p>