Senadores proponen destinar ahorros para apoyar a deportados

Los senadores que integran la “Operación Monarca” propusieron un paquete de medidas de protección a deportados por mil mdp, resultado de los programas de austeridad de distintas dependencias.
Los senadores que integran la comisión pluripartidista "Operación Monarca" viajan nuevamente a EU para reunirse con migrantes.
Los senadores que integran la "Operación Monarca" propusieron destinar los ahorros anunciados por las distintas dependencias para proteger a deportados. (Angélica Mercado )

Ciudad de México

Los senadores que integran el bloque multipartidista, “Operación Monarca”, propusieron destinar mil millones de pesos, resultado de los programas de austeridad anunciados por distitnos organismos, incluido el propio Senado, para apoyar y proteger a migrantes que sean deportados.

El presidente de la Mesa Directiva, Pablo Escudero Morales, dijo que ya envió una solicitud formal a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para que el dinero que han devuelto los organismos se destine al paquete de medidas legales de protección que discutirán a partir de febrero, cuando inicie el periodo ordinario de sesiones.

TE RECOMENDAMOS: Por 'gasolinazo', INAI se suma programa de austeridad 

El perredista Armando Rios Piter estimó que los montos necesarios para el proyecto ascienden a mil millones de pesos, por lo pronto. 

En conferencia de prensa, los legisladores presentaron un paquete de medidas legales de apoyo a los deportados en materia de remesas, revalidación de estudios, apoyos consulares y esquemas para ingresar su patrimonio a territorio nacional.

Los senadores Armando Ríos Piter, Gabriela Cuevas, Juan Carlos Romero Hicks, Benjamín Robles, José Olvera y Pablo Escudero, informaron que ya solicitaron una serie de encuentros con los titulares de las secretarias de Relaciones Exteriores y de Gobernación, entre otras dependencias.

Gabriela Cuevas, presidenta de la comisión de Relaciones Exteriores, dijo que de 2008 a la fecha han sido deportados 3 millones 417 mil 157 mexicanos, de los que 14 por ciento lo ha hecho de manera forzada.

Ante la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, que rendirá protesta el próximo viernes, se espera que el número de migrantes en retorno “incremente considerablemente en condiciones de vulnerabilidad, desintegración familiar y salud precaria”.


El perredista Armando Ríos Piter subrayó que la intención es que el gobierno destine mil millones de pesos de los recursos que han devuelto las dependencias y poderes de la unión para desplegar las reformas legales que construirán.

“Un tema de vital importancia es la relación con nuestros connacionales que viven en Estados Unidos. Nuestros migrantes hoy viven una enorme incertidumbre por la amenaza de deportaciones y políticas en su contra, lo que requiere de acciones concretas por parte del estado mexicano”, dijo Ríos Piter.

TE RECOMENDAMOS: Por austeridad, INE suspende construcción de nuevo edificio


El panista Juan Carlos Romero Hicks informó que se presentarán reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal para garantizar que los consulados administren la totalidad de los ingresos recaudados y puedan destinarlos a dar información y asistencia jurídica.


Respecto a la Ley de Educación, el panista dijo que reformarán los artículos 60 a 64, para facilitar la revalidación de los estudios realizados en el extranjero, con modificaciones como la eliminación de la apostilla, la verificación por vía electrónica y la traducción por perito oficial.

También realizarán modificaciones a la Ley General de Población para mejorar la coordinación entre la Secretaría de Gobernación con el resto de las dependencias federales, gobiernos estatales y municipales, e integrar así una sola política de protección y reinserción de los deportados a la sociedad.

El priista Jesús Castilla informó que además la Ley General de Población deberá contemplar facilidades para el ingreso, transito e inversión del patrimonio de los mexicanos repatriados, con tasa cero el pago de impuestos y derechos por la importación de ciertos bienes a mercancías que regresen a México.


La reforma pretende que no se limite al menaje de casa y ni a las herramientas de trabajo, sino que incluya equipos de tecnología e insumos para el campo y otros que sean necesarios para emprender negocios o auto emplearse.


Respecto a las remesas, el zacatecano José Olvera aseguró que buscarán un blindaje legal para disminuir el costo de los envíos que realizan los mexicanos, con la creación de una empresa que puedan utilizar los migrantes en Estados Unidos y que preste el servicio a bajo costo.



OVM