Por austeridad, INE suspende construcción de nuevo edificio

Los consejeros acordaron regresar mil 70 mdp a la federación para que sean reasignados a proyectos socialmente prioritarios, reducir 10% su salario y renunciar a la prestación de telefonía celular. 

Ciudad de México

El Instituto Nacional Electoral (INE) suspendió la construcción de las nuevas oficinas, previstas para este año, como una medida de austeridad y reintegrará mil 70 millones de pesos a la federación, para que sean reasignados a programas socialmente prioritarios. 

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, anunció medidas de austeridad adicionales, entre ellas la reducción de 10% de las remuneraciones que perciben los consejeros y la renuncia a la prestación de los servicios de telefonía celular, por la que este año recibirían un teléfono iPhone 7 plus.

Así, cada uno de los consejeros asumirá el gasto en telefonía de manera personal, informó en conferencia de prensa. 

TE RECOMENDAMOS: Tadco gana licitación para remodelar sede del INE

El organismo hará una revisión en la política de uso de los vehículos oficiales y no incrementará los montos asignados para gastos de gasolina.

Lorenzo Córdova aseguró que el INE hará público el ejercicio del presupuesto cada trimestre y que la junta General Ejecutiva aprobará en febrero un conjunto adicional de medidas de austeridad.

“México vive una coyuntura histórica difícil y compleja que afecta al desempeño de la economía, al bienestar de la sociedad, a la credibilidad de sus instituciones públicas y que alimenta un extendido malestar social”, dijo.

Sin embargo, el organismo no renunció definitivamente a la construcción de las nuevas instalaciones proyectadas en sus oficinas centrales en calzada de Tlalpan. 

TE RECOMENDAMOS: Invierten 70 mdp en edificio del INE

El consejero presidente dijo que concluirán la etapa de planeación inmobiliaria, consistente en la elaboración del Proyecto Ejecutivo de las nuevas instalaciones, a efecto de que junto con el plan maestro sea un insumo disponible para que más adelante se realice la construcción, “si un contexto económico favorable lo permite".  

“La racionalidad de sustituir gasto corriente en rentas por inversión en patrimonio público sigue vigente y reiteramos la pertinencia de la propuesta de construcción y concentración de las oficinas centrales en Tlalpan, pero los consejeros entendemos que por ahora se reconsidere el destino de esos recursos”, destacó. 

Córdova Vianello aseguró que con dichas medidas el INE ratifica su compromiso como institución del estado al servicio de la democracia, porque la confianza en torno a su actuación es el primer insumo para cumplir con la función constitucional de garantizar los derechos políticos de los mexicanos y de organizar los proceos electorales.