PRD en Senado propone ley para sacar a Ejército de calles

El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, presentará una iniciativa de Ley de Seguridad Interior en la que da un plazo de seis meses para sacar a los militares de las calles.
Miguel Barbosa Huerta, coordinador del PRD en el Senado.
Miguel Barbosa Huerta, coordinador del PRD en el Senado. (Isaac Esquivel /Cuartoscuro)

Ciudad de México

El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, presentará mañana una propuesta de Ley de Seguridad Interior, en la que da un plazo de seis para que las fuerzas armadas regresen a los cuarteles.

TE RECOMENDAMOS: En enero se discute iniciativa de Seguridad Interior: Gil

La iniciativa indica que para que el Ejército y la Marina dejen las labores policiales, se deberá comprobar "que los cuerpos policiacos cuentan con la fuerza para encargarse de la seguridad pública a través de una evaluación del Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública".

En caso de que los policías no cuenten aún con las capacidades requeridas, se faculta al Secretariado Ejecutivo a establecer una serie de procedimientos para garantizar la eficacia de las policías y de la seguridad.

Dicho organismo podrá emitir recomendaciones, remover mandos policiales y delegar la seguridad pública municipal a la estatal, o de ambas a la federación, en cuyo caso se deberá establecer su duración en proporción al evento que se busca combatir.

"Sin embargo, cuando la amenaza sea de mayor intensidad, gravedad o amplitud –ya sea porque la misma se prolongue en el tiempo o abarque a sectores amplios de la población- será necesaria la implementación de medidas no sólo por los cuerpos civiles de seguridad, sino de manera excepcional por las Fuerzas Armadas", dice.

La iniciativa también contempla la participación del Ejército y Marina en las operaciones de seguridad pública deben de realizarse con estricta protección de los derechos humanos.

TE RECOMENDAMOS: Los pendientes que el Congreso dejó para 2017

Además, bajo ninguna circunstancia pueden ser consideradas como amenazas a la seguridad interior las acciones relacionadas con movimientos o conflictos sociales, políticos o electorales.

JASR