Impiden salir de Morelos a ex funcionaria ligada a fosas en Tetelcingo

La ex directora general de Servicios Periciales de Morelos, Ana Lilia Guerrero Moreira, no puede salir del estado ni del país; deberá entregar su pasaporte y presentarse cada mes ante un juez.
Tras más de siete horas de retraso, inició la exhumación de 116 cuerpos en Tetelcingo, Morelos.
A Ana lilia Guerrero también se le juzga por el uso de documento falso, ejercicio indebido del servicio público y delitos cometidos por servidores públicos. (José Anotonio Belmont)

Ciudad de México

Un juez prohibió salir de Morelos y del país a la ex directora general de Servicios Periciales de Morelos, Ana Lilia Guerrero Moreira, como medida preventiva dentro de la investigación que se lleva a cabo en su contra por la inhumación de 119 cadáveres en dos fosas en Tetelcingo.

TE RECOMENDAMOS: CNDH pide investigar a 42 funcionarios por fosas en Tetelcingo

La ex funcionaria es probable responsable de los delitos contra el respeto a los muertos y violación a las leyes de inhumación y exhumación de cadáveres, uso de documento falso, ejercicio indebido del servicio público y delitos cometidos por servidores públicos, informó la Fiscalía un comunicado.

Ayer, durante una audiencia en Cuautla, el juez le impuso a la ex funcionaria como medidas preventivas el no salir del estado ni del país, por lo que ésta deberá entregar su pasaporte ante el órgano jurisdiccional dentro del término de 15 días y acudir cada mes a firmar a la Unidad de Medidas Cautelares.

TE RECOMENDAMOS: Fincan cargos a funcionario por fosas en Morelos

La Fiscalía indicó que el próximo sábado 10 de diciembre se llevará a cabo la audiencia de vinculación a proceso penal contra la ex funcionaria.

La dependencia informó que Guerrero Moreira, quien laboraba como directora general de los Servicios Periciales, ordenó "la inhumación irregular de los cadáveres que se encontraban en calidad de desconocidos y no identificados en las cámaras frigoríficas de las zonas metropolitana y oriente", la cual se realizó el 28 de marzo del 2014 y sin el registro correspondiente.

Explicó que "la inhumación de los 119 cuerpos se efectuó en un panteón irregular, donde la imputada utilizó documentos de tipo público falsos para justificar su actuar".

Cómo encontraron las fosas

Oliver Wenceslao Navarrete fue secuestrado el 24 de mayo del 2013 y 10 días después la Fiscalía encontró su cuerpo.

La familia identificó plenamente el cadáver, pero la Fiscalía no se lo entregó porque afirmó que tenían que hacer más pruebas forenses; sin embargo, el cuerpo fue enterrado ilegalmente en una fosa común de Tetelcingo.

TE RECOMENDAMOS: Exhuman 117 cadáveres en Tetelcingo

La familia de Oliver vio que el cuerpo de su pariente fue enterrado en malas condiciones en el panteón Las Cruces, Tetelcingo, y no era el único cadáver, sino que había más y en la misma condición.

Eso dio pie a las investigaciones, las cuales señalaron que el entierro de los más de 100 cuerpos fue realizado de manera ilegal.

Las investigaciones

La Fiscalía de Morelos, la Procuraduría General de la República, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Policía Federal trabajaron en la excavación de las dos fosas: en la primera fueron encontrados 53 cuerpos, mientras que en la segunda había 64.

Valentina Peralta Puga, representante en Tetelcingo del colectivo de Víctimas "Eslabones", dijo que también se localizaron unas 12 extremidades humanas que estaban dentro de bolsas rojas que, a la vez, estaban dentro de bolsas negras.

Roberto Villanueva, coordinador del Programa de Atención a Víctimas, afirmó que 84 por ciento de los cuerpos corresponden a personas que murieron de forma violenta.

El primer cuerpo entregado gracias a las pruebas de ADN fue el de Israel Hernández Torres, quien había sido secuestrado en el 2012.



dash