Edomex no reporta robo en transporte, los hechos dicen otra cosa

En las zonas Oriente, Sur y Poniente del Estado de México al menos 23 personas, entre pasajeros y delincuentes, han muerto en asaltos violentos en el presente año.
El hombre de unos 40 años se resistió a ser asaltado y uno de los delincuentes le disparó.
Los asaltos en transporte público no figuran en los reportes que el Estado de México entrega a la Federación. (César Velázquez)

Ciudad de México

A pesar de los constantes robos con violencia en carreteras del Estado de México, el gobierno estatal no ha reportado al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) una sola denuncia por este delito de alto impacto durante el primer semestre de 2016, según se desprende de la estadística del organismo.

Un informe federal revela que las acciones para combatir la violencia en transporte público en la entidad mexiquense se reforzaron únicamente en las carreteras México-Querétaro y México-Pachuca.

Sin embargo, se descuidaron las zonas Oriente, Sur y Poniente del Estado de México, donde al menos 23 personas, entre pasajeros y delincuentes, han muerto en asaltos violentos en el presente año.

El documento indica que hay caminos en los que el robo con violencia a usuarios de transporte público es constante.

Se trata de Periférico Norte y su continuación con la autopista México-Querétaro; Vía Gustavo Baz y su continuación con la vía López Portillo.

Así como también la autopista a Pachuca en su tramo con la Ciudad de México; las carreteras Tlalnepantla, Cuautitlán y Cuautitlán Melchor Ocampo; parada El Horno en la avenida de Los Maestros; carretera Atizapán-Nicolás Romero; carretera Naucalpan-Toluca y Valle de Chalco.

De esta manera, en estas zonas no ha dado resultados positivos el convenio denominado Plan Tres (Transporte Estatal Seguro), en el que supuestamente deberían participar autoridades estatales y federales para brindar mayor seguridad y prevenir la comisión de delitos.

Recuento

De acuerdo con información oficial, de las 23 personas asesinadas en transporte público, 16 usuarios perdieron la vida por disparos de arma de fuego, mientras que al menos siete presuntos delincuentes resultados abatidos.

El 4 de febrero, en Valle de Chalco, un pasajero fue asesinado a manos de delincuentes, sobre la autopista México-Puebla, cerca de las 22:00 horas, en el kilómetro 23, cuando viajaba a bordo de una combi de la ruta 98.

En el municipio de Tecámac, el 17 de marzo, un joven paramédico perdió la vida al resistirse a un asalto sobre la autopista México-Pachuca; en Chimalhuacán hubo un hecho similar el 13 de abril, cuando en un presunto intento de asalto, un hombre que viajaba fue víctima de delincuentes, siendo asesinado por resistirse a ser robado.

En el municipio de Texcoco, el 19 de abril, una menor de 5 años de edad fue testigo del asesinato de su madre, y además resultó lesionada a manos de un trío de delincuentes

El 26 de enero, en Ecatepec, pasajeros de la línea de Transportes Teotihuacanos, dieron muerte a golpes a un delincuente, que por la noche intentó asaltarlos cuando circulaban sobre la autopista México-Pirámides.

El 12 de junio, sobre la carretera México-Pachuca, pasajeros lincharon a un sujeto y otro más murió por el rebote de una bala disparada por uno de sus cómplices.


ERM