Detienen a presunto asesino de doctora desaparecida en Guerrero

Edgar Arturo “N” fue capturado en Michoacán; se desempeñaba como encargado administrativo de la clínica del IMSS en la población de Petacalco, donde la doctora Adela Rivas Obé detectó irregularidades.
El fiscal de Guerrero, Xavier Olea, informó los últimos avances sobre el caso de la doctora.
El fiscal de Guerrero, Xavier Olea, informó los últimos avances sobre el caso de la doctora. (Javier Trujillo)

Chilpancingo

Un golpe en la cabeza fue lo que cegó la vida a la doctora Adela Rivas Obé y posteriormente su cadáver fue arrojado entre la maleza de un camino de terracería afueras de Zihuatanejo, Guerrero.

TE RECOMENDAMOS: Fiscal: cadáver hallado en Zihuatanejo es de doctora

El victimario presuntamente es Edgar Arturo, compañero de trabajo en una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social en Petacalco, del municipio de La Unión en la región de la Costa Grande, la asesinó con una piedra en la cabeza.

El fiscal Xavier Olea Peláez explicó que las indagatorias arrojaron la existencia de una serie de irregularidades en la Clínica de IMSS de Petacalco, situación que era investigada por la doctora Rivas Obé.

En conferencia de prensa, integrantes del Grupo de Coordinación Guerrero, que encabezó en esta ocasión el Fiscal General del Estado Xavier Olea Peláez, confirmó que el imputado del crimen primero levantó a la doctora, la golpeó y luego la privó de la vida de acuerdo con las investigaciones.

"Desde el día de la desaparición de la doctora, el delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (José Luis Ávila Sánchez), le dije claramente que la línea de investigación más clara, independientemente de cualquier otro acto, era el robo de medicamentos y él me manifestó que no tenía conocimiento.

"Sin embargo sabemos que este sujeto (Edagar Arturo), se robó 200 o 300 unidades de medicamento. Él los vendía al público, son muy caros, pues había psicotrópicos y medicinas para el dolor, medicamentos caros y él recibía, según pláticas por la venta de 15 a 20 mil pesos", reveló.

En seguida detalló que a través de la revisión de la red de vínculos se pudo confirmar las últimas llamadas que recibió la doctora, y se logró ubicar a los propietarios de esas líneas telefónicas y una serie de investigaciones se logró llegar a la ubicación del presunto culpable, en el vecino estado de Michoacán y cuya aprehensión se durante la madrugada del domingo.

TE RECOMENDAMOS: IMSS descarta robo de medicamento en clínica de Guerrero

El fiscal dijo que el imputado pidió a través de su abogado, la ampliación del término constitucional, por lo que se encuentra con la medida cautelar de prisión preventiva y se espera la audiencia para la etapa de vinculación a proceso para el 25 de octubre del año en curso.

Señaló que mediante el trabajo de inteligencia se obtuvo información relacionada con dos números telefónicos, con lada 753 y con 742, a través de los cuales mantuvo constante comunicación con la víctima.

El número identificado con lada 753, fue localizado en Lázaro Cárdenas, Michoacán, pero el 22 de septiembre, día de la desaparición de Adela Rivas, este número se encontraba en las inmediaciones de la colonia Industrial, en Zihuatanejo, aproximadamente a 150 metros de la Clínica del IMSS en donde la doctora, se presume habría acudido para una reunión de trabajo.

Finalmente la FGE refirió que después de las investigaciones, se concluyó que el número es propiedad de Edgar Arturo "N", quien se desempeñaba como encargado administrativo de la Unidad Médica del IMSS en Petacalco y que de acuerdo con testimonios, se dedicaba vender al público en general, el medicamento controlado que se robaba destacando el hurto de psicotrópicos y medicinas para el dolor.

VJCM