Llamada de Alan Pulido permitió rescate: PGJ Tamaulipas

El procurador de Tamaulipas, Ismael Quintanilla, dijo que durante el rescate de Alan Pulido se logró la detención de uno de los secuestradores, ligado a una banda que opera en Ciudad Victoria.

Tamaulipas

El futbolista Alan Pulido pudo hacer una llamada a la Policía para pedir auxilio, lo que facilitó el operativo de rescate tras permanecer secuestrado por 24 horas, informó Ismael Quintanilla, procurador de Tamaulipas.

"Después de la medianoche de anoche se recibió una llamada al teléfono 066 que provenía del futbolista Alan Pulido, quien en un descuido de los captores, en el lugar donde se encontraba, pudo hacer una llamada y pedir auxilio dando la ubicación donde se encontraba", dijo Quintanilla en conferencia de prensa.

"En atención que las corporaciones andaban en esa búsqueda hubo reacción inmediata y acudieron al lugar donde se encontraba en una casa de seguridad al sur de la ciudad", agregó.

Reiteró que el futbolista está bien y ya se encuentra en compañía de su familia.

El funcionario dijo que se detuvo a uno de los secuestradores, quien está vinculado a una de las bandas criminales de Ciudad Victoria.

"De manera inmediata se logró el rescate de la víctima y además la detención de uno de los participantes de este secuestro de nombre Daniel Fernández Morales, de 38 años, originario del estado de Veracruz, el cual es integrante de uno de los grupos delincuenciales que están participando en hechos delictivos en esta ciudad", dijo el procurador.

Explicó que Pulido ya rindió su declaración para continuar con la investigación y detener a los demás implicados en el secuestro.

En entrevista con Carlos Loret de Mola para Primero Noticias, Patricia Bugarín, coordinadora nacional Antisecuestro, dijo que en el operativo participó la Policía Federal en conjunto con la Fuerza de Coordinación Tamaulipas y con la Unidad Antisecuestros.  

“No es lo ideal que en un caso de secuestro se trabaje de esta manera, pero con la publicidad podríamos tener el riesgo, por eso se trabajó así de pronto”, dijo.

Bugarín reiteró que durante el operativo se detuvo a al menos una persona y aseguró que las investigaciones preliminares arrojan que se trata de una banda de secuestradores.

“Se trata de gente que se dedica a secuestrar, pero faltará que la investigación nos aporte más datos”, dijo.

El jugador del Olympiacos de Grecia fue rescatado al filo de la medianoche por fuerzas federales y estatales, a solo 24 horas de ser secuestrado por un comando en Ciudad Victoria.

En un comunicado, el Grupo de Coordinación Tamaulipas informó que el gobernador, Egidio Torres Cantú, visitó al jugador para constatar que se encontrara bien.

En un breve mensaje a medios, Alan Pulido dijo que se encontraba bien, a pesar de tener golpes y una lesión en una mano.

El futbolista fue secuestrado la noche del sábado, cuando salió de una fiesta familiar que se llevó a cabo en uno de los ranchos que hay sobre la carretera Interejidal.

Los primeros informes indican que el comando que interceptó al jugador y a su novia cuando circulaba en un automóvil de lujo, lo conformaban entre 10 o 12 personas; los delincuentes bajaron por la fuerza al futbolista y se lo llevaron.

Solicitaron rescate por Alan Pulido

En entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula, el comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo, dijo que los captores sí solicitaron rescate pero éste no fue pagado.

"Era un secuestro, hubo una negociación pero no se pagó el rescate. Fue un secuestro en todas sus formas, no especialmente hacia él. Quizás vieron que tenía recursos o que era un secuestro que dejaría ganancias; tuvo un grado de estudio, quizás", explicó.

El comisionado dijo que el rescate se realizó sin violencia.

Llamada fue desde celular de uno de los secuestradores

En entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen, el procurador de Justicia de Tamaulipas, Ismael Quintanilla, explicó que el futbolista Alan Pulido logró realizar la llamada al 066 y dar su ubicación desde el celular de uno de sus secuestradores.

“Era el del delincuente (celular). (Alan Pulido) Marca el 066, dice quién es y dónde está o más o menos por qué rumbo estaba y la reacción fue inmediata. La reacción fue inmediata y se acercaron de manera inmediata las corporaciones que estaban por ahí”, contó.

Quintanilla contó que el futbolista estuvo recluido en una casa de seguridad al sur de Ciudad Victoria y que durante un descuido de una de las personas que lo vigilaban “pudo zafarse y es como empieza forcejear con la otra persona”.

Él estaba en una casa de seguridad, estaba en la planta alta. Estuvo solo y al estar solo, maNiobra y en una de esas pudo zafarse y es como empieza a forcejear con la persona”, dijo.

Pulido sufrió una lesión en la muñeca ya que intentó abrir una puerta que de acuerdo con el procurador del estado, estaba cerrada con candado.

“Tiene una lesión en la mano. Se la hizo cuando rompe un vidrio para poder abrir la puerta, porque estaba con llave. Iban llegando los policías y los policías creyeron que eran balazos y él (Pulido) creyó que eran los otros secuestradores. Se cortó la muñeca, pero no hay gravedad”, dijo.