• Regístrate
Estás leyendo: Campañas políticas y redes sociales, información vs. desinformación
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 01:07 Hoy

Columna de Enrique Andrade González

Campañas políticas y redes sociales, información vs. desinformación

Enrique Andrade González

Publicidad
Publicidad

Las campañas electorales están ya iniciando, serán una oportunidad de acercar dos mundos hoy distanciados: la política y los ciudadanos. Puede ser la oportunidad de lograr ganar la confianza perdida o, por lo menos, que se construya una nueva etapa de fe, en esta difícil relación.

Es una oportunidad para los candidatos, los partidos políticos y las autoridades electorales para realizar una labor pedagógica de lo que es lo público en México, cómo funciona nuestro sistema de gobierno y cuáles son las responsabilidades de cada poder público, de cada gobierno y de cada institución en el país.

Las campañas también son una oportunidad para los ciudadanos, un espacio para reflexionar sobre lo que nos espera para los próximos seis años, respecto de quien queremos que tome las decisiones importantes, las que tienen que ver con impuestos, empleo, costos de los bienes, servicios de salud, educación, precios de servicios públicos, luz, agua etc.

La importancia de participar radica en que nuestra voz será tomada en cuenta a través del voto, es el momento en que todos somos iguales y cada voto vale lo mismo. Las campañas serán un espacio de promesas, de propuestas y seguramente, porque así ha sido a pesar de que no es lo que se quisiera, de descalificaciones, de notas rojas, de videos y de escándalos. Como autoridad electoral es deseable que el límite sea la Constitución federal y las leyes electorales, pero principalmente la responsabilidad moral y ética de cada contendiente.

Hay preocupaciones adicionales en esta contienda que empieza y es el rol que tendrán las redes sociales para informar a los usuarios, ya que también pueden ser canales de desinformación.

El 21 y 22 de marzo se llevó a cabo el foro Mejorando la conversación electoral: alternativas para combatir la desinformación, en el anfiteatro Simón Bolívar del antiguo Colegio de San Ildefonso, en donde escuchamos las opiniones de los invitados sobre cómo proteger y promover la integridad informativa en línea, en un entorno de elecciones.

Entre los invitados estuvieron Tania Soto, periodista con más de 20 años de experiencia; Manuel Alejandro Guerrero, de la Universidad Iberoamericana; Hugo Rodríguez Nicola, director de Política Pública de Twitter en América Latina, y Gabriel Richau, de Interactive Advertising Bureau (IAB).

Al respecto, Tania Soto, directora de Nación 321, nos comentó que lo que está faltando hacer a todos los ciudadanos es ir al origen de dónde viene la información y tener la responsabilidad de buscar, de acudir a un buscador como Google, para revisar de dónde viene esa información y conocer los perfiles de quienes están difundiéndola información, y cuando descubran que es una fake news (noticia falsa), alertar a los demás por medio de nuestras propias redes sociales y advertirles: “Tengan cuidado, está circulando una información que es falsa”.

Gabriel Richau nos comentó que el tema de las fake news hoy nos une en México en un contexto de elecciones, pero además es un tema global que está afectando a las dinámicas del ecosistema de la sociedad, la iniciativa privada y la academia.

Dijo que el de las fake news es un tema de fraude que se busca combatir a escala mundial.

Manuel Alejandro, de la Universidad Iberoamericana, dijo que habría que situar el contexto de por qué llegamos a una situación como esta, donde proliferan las fake news, y al respecto comentó que hay que tomar en cuenta tres factores fundamentales.

Primero, la proliferación de plataformas existentes y de nuevas plataformas con la revolución tecnológica en internet;

Segundo, hoy tenemos sitios que no existían antes, porque ahora el costo es bajísimo para tener páginas, blogs, etcétera, en internet; y

Tercero, esto ha hecho que frente a una explosión de plataformas informativas se reduzca la importancia de aquellas que tradicionalmente eran las verificadoras de información, como el New York Times y el Washington Post, grandes medios tradicionales.

Entonces, ante la explosión de todas estas redes sucede un fenómeno que se llama “lucha por la economía de la atención”, donde todos estos medios están peleando nuevos públicos, buscando engancharlos con información y noticias que sean atractivas e interesantes, y la velocidad hace que muchas veces no se verifique la información adecuadamente y se termine socializando información inexacta o falsa.

Hugo Rodríguez, de la empresa Twitter, nos comentó que estamos ante un fenómeno que no es nuevo, sobre todo en un entorno de elecciones. Dijo que las fake news son un tema que demanda celeridad e inteligencia para saber cómo atenderlo, sobre todo por la naturaleza de las plataformas digitales.

Dijo que recientemente publicaron un blog con el uso de los criterios que los usuarios quieren ver en Twitter durante las elecciones y tuvieron hallazgos muy importantes, como la preferencia de Twitter entre las plataformas digitales como el espacio para información. Y eso nos lleva a una reflexión, que es la importancia de pensar en estrategias de lo que se llama alfabetización digital o alfabetización de noticias, porque todos tenemos en este andar una responsabilidad, los usuarios sobre todo, las personas que tuitean para saber qué comparten, cómo lo comparten y con qué naturaleza lo comparten.

Finalmente se dijo una frase muy importante: que “nuestro cerebro debe aprender de nuestro estómago para desechar todo aquello que le puede hacer mal al organismo”, lo cual es finalmente una responsabilidad personal, pero también social, cuidarnos y cuidar nuestro entorno para no contaminarlo con mentiras, calumnias y fake news. Sin duda en estas campañas mucho se seguirá hablando de este tema y por ello debemos estar preparados.

*Consejero Electoral del INE y presidente de la Comisión Temporal del Voto de los Mexicanos Residentes en el Extranjero.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.