Difieren emplazamiento a huelga en Aeroméxico

El líder de los sobrecargos informa que será hasta finales de septiembre cuando decidan si avanza o se conjura el paro.
La aerolínea se ha reunido en tres ocasiones con el sindicato de sobrecargos.
La aerolínea se ha reunido en tres ocasiones con el sindicato de sobrecargos. (Daniel Cruz)

México

La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) postergó para finales de mes el emplazamiento a huelga en Aeroméxico que tenía programado para el próximo lunes 15.

El propósito de esa decisión es cumplir con todos los procedimientos legales, dijo Ricardo del Valle, secretario general del sindicato, pues están por terminar el expediente que se entregará a la Junta de Conciliación y Arbitraje, la autoridad que decide sobre la legitimidad de una huelga.

El sindicato emplazará a huelga al considerar que Aeroméxico ha violado la legalidad al no otorgarles las prestaciones laborales originales a 300 sobrecargos que firmó con el llamado contrato B, que un juez congeló hasta dar un fallo final.

Ese tipo de contrato permite a la aerolínea tener nuevos empleados con menos prestaciones y jornadas laborales más largas, indicó.

El secretario general de la ASSA señaló que los emplazamientos a huelga se depositan con 10 días de anticipación a la fecha estipulada, por lo que se decidió mover la fecha, sin tener hasta el momento un día exacto.

“No queremos mencionar una fecha hasta que la propia base de sobrecargos determine cuándo será”, indicó el directivo.

Por su parte, Eduardo Tricio Haro, presidente del consejo de administración de la aerolínea, señaló que en las negociaciones, la relación y los acuerdos con los sobrecargos se ha venido acercando poco a poco.

El empresario señaló que confía en que se encontrará una salida adecuada al conflicto y se evitará la huelga.

Del Valle declaró que Aeroméxico contrató sobrecargos con otras condiciones laborales, las cuales quedaron suspendidas por un tribunal colegiado. No está respetando esa decisión, al interpretar de otra forma la disposición y no ha devuelto las prestaciones a esos trabajadores.

La ASSA indicó que no se trata de un tema de interpretación, sino que los 300 sobrecargos viven una situación inhumana e injusta al ser contratados bajo otras condiciones.

Explicó que han tenido tres reuniones con la empresa y revisarán, junto con el equipo de trabajo de la ASSA, si han tenido avances al respecto.

Cuidarán con mucho detalle el documento que se entregará a la Junta de Conciliación y Arbitraje para que la huelga pueda ser declarada legal, añadió.

La asociación señaló que esa situación ya la han vivido antes con Mexicana de Aviación, pues la aerolínea igualmente buscó modificar las prestaciones de los trabajadores.

“En ese caso también un tribunal colegiado nos otorgó la razón, ante lo cual la empresa se vio obligada a respetar el contrato colectivo y no aplicar modificaciones, no sin antes intentar, como ahora hace Aeroméxico, acogerse a una controversia de interpretación para evadir la ley”, alertó.

“Como asociación nos vemos obligados a ejercer los medios legítimos de defensa de nuestros compañeros, indicó la ASSA.

Insistiremos con Aeroméxico para que acate la ley y omita acudir a argucias, al utilizar frases fuera de contexto del proceso”, señaló.

Para la asociación es un reto más, sobre todo porque no está en juego solo la suerte de los 300 trabajadores, sino que con el desacato la empresa afecta a todo el personal.

Ante ese escenario, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) ha señalado que le preocupa el emplazamiento a huelga contra Aeroméxico, por lo que trabajan para encontrar soluciones.

Sobre el proceso de quiebra de Mexicana de Aviación, el líder sindical dijo que los pilotos y trabajadores de tierra interpusieron un amparo ante la decisión de la juez Edith Alarcón de declarar en quiebra a la aerolínea, y por ello ASSA buscará revertir ese fallo y proteger en todo momento a los empleados que formaban parte de la aerolínea.