Rajoy rechaza propuesta de diálogo de Puigdemont

El presidente español dijo que "no hay mediación posible entre la ley democrática y la desobediencia", y aseguró que "el independentismo está a punto de dar al traste" con la mejor época de Cataluña.

Ciudad de México

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, reiteró que no habrá diálogo con Cataluña porque "no hay mediación posible entre la ley democrática y la desobediencia o la ilegalidad". 

"Yo siempre he sido un partidario del diálogo, pero debo advertir que no es posible aceptar la declaración de una independencia unilateral bajo la apariencia de un diálogo", enfatizó durante su comparecencia ante el Parlamento español.

TE RECOMENDAMOS: Separatistas, “el peor nacionalismo de Europa”

Rajoy explicó que la mediación carece de sentido porque sólo significa que un tercero les diga a los independentistas que lo que pretenden llevar a cabo es ilegal y que tienen que obedecer a la Constitución.

"El gobierno de Cataluña sabe lo que se está incumpliendo... ¿Qué se espera de la mediación?", cuestionó.  

Aseguró que él siempre estuvo dispuesto a diálogar para resolver los problemas catalanes, pero sólo en el marco de las instituciones existentes como la Conferencia de Presidentes a la que, señaló, Carles Puigdemont no fue el año pasado. 

"Los gobernantes de Cataluña no pueden alegar que no se dialogó con ellos porque no es verdad; tampoco pueden alegar que en estos últimos años no se les haya ayudado; ni siquiera pueden alegar que ni mi gobierno ni mi persona sea quienes están contra ellos", aseguró. 

Al invitar a los parlamentarios a participar en las propuestas de soluciones ante la crisis con Cataluña, Rajoy dijo que la respuesta del Estado ha sido "ajustada al derecho y proporcionada" ante la peor crisis democrática en la historia moderna de España. 

La declaración de independencia catalana, dijo, "no es pacífica, no es gratuita, no será reconocida por España y Europa, y ahora todo mundo sabe que tiene consecuencias (...) Es hora de poner fin a ese desgarro".

TE RECOMENDAMOS: ¿Qué enfrenta Cataluña tras discurso de Puigdemont?

El presidente español señaló que Cataluña estaba pasando por su mejor momento en años, con crecimiento económico positivo y afluencia turística importante, antes de este "ataque desleal" por parte de las autoridades regionales. 

"El independentismo está a punto de dar al traste con la mejor época que ha vivido Cataluña", afirmó.

La ilegalidad del referendo

Mariano Rajoy reiteró que el referendo independentista es ilegal y ha fracasado "rotundamente", tal y como lo certificó la Junta Electoral Central.

Aseguró que los acontecimientos recientes en Cataluña son un "ataque desleal y muy peligroso contra nuestra Constitución, la legalidad de España y el propio estatuto de Cataluña".

Acusó al gobierno de Carles Puigdemont de incumplir la ley y dijo que la reacción del Estado y el cambio de sede de algunas empresas "no son más que dramaticas consecuencias de la desobediencia".

TE RECOMENDAMOS: Editorial Planeta se va de Cataluña 

"Cuando falla la ley, triunfa la arbitrariedad", dijo.

Incluso se burló de la metodología con la que se llevó a cabo la votación del 1 de octubre ya que, aseguró, la política fue: "vote usted donde quiera y cuantas veces se venga en mano, no se preocupen por el resultado ya que está escrito de antemano".

Al referirse al apoyo independentista en Cataluña, el presidente español dijo que "ni son ciertas sus razones, ni son tantos sus apoyos", por lo que no hay manera de legitimizar una declaración de independencia. 

"Somos libres cuando todos nos sometemos a la ley y perdemos esa libertad cuando no la atendemos", puntualizó. 

AER