Trabajaré "hombro a hombro" con Trump: Paul Ryan

El presidente de la Cámara de Representantes, quien no apoyó la campaña del magnate, dijo que desea trabajar con el nuevo gobierno en planes para mejorar la vida de los estadunidenses.
El republicano Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, reconoció la victoria de Donald Trump.
El republicano Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, reconoció la victoria de Donald Trump. (EFE)

Washington

El presidente de la Cámara de Representantes y republicano de más alto rango, Paul Ryan, reconoció la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos y prometió trabajar con él.

Ryan, quien ha tenido una relación tensa con Trump, dijo que el magnate "volvió patas arriba" al mundo político y prometió trabajar "hombro a hombro" con su equipo para implementar medidas de los republicanos.

TE RECOMENDAMOS: Trump llama a superar las heridas de la división

"Hemos tenido grandes conversaciones sobre cómo podríamos trabajar juntos en la transición", dijo Ryan en su primer comentario público tras la victoria electoral de Trump.

La oficina de Ryan confirmó que el republicano de Wisconsin tiene planeado mantenerse como titular de la Cámara de Representantes, donde su partido retuvo la mayoría.

Antes, en un comunicado, Paul Ryan calificó de "increíble" el triunfo de Trump y dijo que éste "marca el rechazo del status quo de las políticas progresistas fallidas. Estamos deseando trabajar de la mano de la nueva administración para avanzar planes que mejoren la vida de los estadunidenses".

"Ha sido una gran noche para nuestro partido, pero ahora nos tenemos que enfocar en unir al país", apuntó Ryan, en línea con el mensaje de Trump en la celebración de la victoria, más conciliador de lo habitual.

TE RECOMENDAMOS: Trump hace temblar a la economía mundial

En la recta final de su campaña, Trump dijo que los días de Ryan como presidente de la cámara baja estaban contados, después de que el republicano de más alto rango institucional se negara a hacer campaña por él tras la polémica de octubre sobre los comentarios lascivos del candidato en un video de 2005.

Trump llegará a la presidencia de Estados Unidos en enero con un mandato de las urnas claro y con el control de ambas cámaras en el Congreso, lo que podría auspiciar una reconciliación con Ryan, congresista por Wisconsin, un estado, que contra todo pronóstico, se inclinó del lado republicano.


RSE