Lunes sangriento en Siria e Irak deja 142 muertos

Al menos 76 sirios, de ellos 28 niños y jóvenes, perdieron la vida ayer en distintos ataques en Bagdad y el resto del país; 66 iraquíes, 22 chiitas, fueron víctimas de la violencia 
Alepo fue castigado ayer con fuerza por la aviación siria.
Alepo fue castigado ayer con fuerza por la aviación siria. (Hoep/AP)

Damasco, Bagdad

Al menos 76 personas murieron ayer en Alepo (norte de Siria), entre ellas 28 niños, en el bombardeo más mortífero sobre barrios rebeldes de Alepo, mientras que en Irak ataques con coches bomba a peregrinos chiitas en Bagdad y otros hechos causaron 66 decesos.

Los atentados a peregrinos que se dirigían a Kerbala, ciudad santa a 110 km de Bagdad, dejaron también 52 heridos, según fuentes médicas y de seguridad.

Cientos de miles de personas, muchas de ellas a pie, peregrinan a Kerbala durante 40 días tras la conmemoración anual chiita del Ashura, que marca la muerte del imán Husein, nieto del profeta Mahoma.

Más de 6 mil 500 personas murieron por la violencia en Irak desde enero, pero la de ayer, que también impactó en Tikrit (al norte de Bagdad) y en Mosul (norte) fue la peor ola de violencia desde 2008, pese a mayores medidas de seguridad y de numerosas operaciones contra los rebeldes.

Según un informe de marzo, al menos 112 mil civiles murieron en Irak en los 10 años transcurridos desde la invasión de 2003 dirigida por Estados Unidos, que derrocó a Sadam Husein.

El gobierno iraquí (de mayoría chiita) acusa a Al Qaeda y asegura que la guerra civil en la vecina Siria ayuda a la red islamista.

En tanto, de los 76 muertos por los bombardeos en Alepo, 28 son niños y jóvenes menores de 18 años, y cuatro mujeres”, informó desde Londres el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que recibe información de una amplia red de activistas y fuentes médicas.

Organizaciones civiles y militantes afirman que el gobierno del presidente sirio  Bashar al Asad utiliza “barriles de explosivos” fabricados en metal, con una capa de cemento y llenos de TNT que lanzan desde helicóteros y aviones y logran “un máximo de destrucción y de muertos”. Además, estos barrilles  son menos costosos que los misiles que Siria importa de Rusia, explicó el director del OSDH, Rami Rahman.

Toda Siria sufre los enfrentamientos y los bombardeos entre ejército y rebeldes, que han dejado más de 126 mil muertos en 33 meses según la ONU. En las últimas semanas, el ejército parece haber tomado ventaja al hacerse con el control de varios bastiones rebeldes en las provincias de Alepo y Damasco.

La ONU alertó desde Ginebra de que el número de refugiados podría duplicarse para fines de 2014 y llegar a 4.1 millones de desplazados en Líbano, Jordania, Turquía, Irak y Egipto, frente a 2.1 millones de sirios que han huido hasta ahora.

También el Programa Mundial de Alimentos (PAM) anunció su intención de alimentar a más de siete millones de desplazados y refugiados y dijo que la mitad de los 23 millones de habitantes de Siria viven en “la inseguridad alimentaria”. Se trata de la peor crisis humanitaria en décadas”, afirmó Muhanad Hadi, coordinador de la ayuda de urgencia de la PAM en Siria.

En enero está prevista una conferencia de paz internacional en Ginebra para hallar una salida negociada.

Claves

Piden ayuda histórica

-La ONU llamó ayer a la comunidad internacional a recaudar la cifra récord de 6 mil 500 millones de dólares para ayudar a las víctimas de la guerra interna en Siria.

-El programa “tiene como objetivo brindar asistencia a más de 16 millones de personas en Siria y países como Egipto, Irak, Jordania, Líbano y Turquía”, informó Valerie Amos, jefa de Operaciones Humanitarias de la ONU.

-Añadió que Siria es el país que más ayuda requiere por los choques y bombardeos entre ejército y rebeldes desde marzo de 2011, cuando estalló el conflicto.