Fortuna y poder

Enrique de la Madrid, ¿tapado?

En la carrera presidencial no oficial que ya inició en México, el nombre de Enrique de la Madrid Cordero comienza a barajarse como uno de los posibles aspirantes.

Sin duda, el actual secretario de Turismo ha hecho un papel extraordinario al frente de esa dependencia.

Y su habilidad política es evidente entre muchas otras cosas por el suave aterrizaje que registró en el tránsito de una administración panista a otra priista. De la Madrid ha dejado buenos resultados en las distintas instituciones que ha encabezado: desde ConMéxico, Financiera Rural y Bancomext.

Su influencia y especial capacidad de interlocución con el sector privado es una carta a su favor.

Pero ha sido en la Secretaría de Turismo en donde mayores avances ha logrado.

En días pasados la consultoría public Affairs y política difundió un texto titulado: el “Turismo camina hacia el 2018”.

Destaca los resultados en la industria sin chimeneas.

De acuerdo con Inegi, el sector turístico registró un crecimiento mensual de 2.4% en cifras desestacionalizadas y suma 14 meses al alza, con una variación trimestral de 0.4% real.

Según el Foro Económico Mundial, México ganó ocho lugares  en el índice de competitividad de viajes y turismo y se colocó en primer lugar en Latinoamérica.

Sin embargo, hasta ahora, De la Madrid no se ha auto destapado y en caso de que lo haga, tendría que ser a más tardar en diciembre próximo. ¡A ver!

¡SOS! ¡Naufraga industria naviera nacional!

Un complicado conjunto de problemas se están combinando en contra de la industria naviera mexicana y los del gremio ya emitieron un SOS ante el riesgo inminente de naufragio.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria del Transporte Marítimo (Cameintram), Luis Ocejo, advierte que entre los más nocivos que padece la industria naviera están: la caída del precio internacional del petróleo y la lenta implementación de la reforma energética, así como la simulación de operaciones por parte de empresas extranjeras que operan como nacionales para abanderar sus embarcaciones, lo que representa un fraude a la ley.

Hasta ahora, México cuenta con la quinta flota más grande del mundo, con más de 350 embarcaciones, artefactos navales y plataformas que generan alrededor de 300 mil empleos directos e indirectos.

El sector del transporte marítimo en México representa cerca de 1% del PIB, equivalente a 15 mil millones de dólares.

La industria naviera mexicana ha realizado, en los últimos tres años, inversiones por más de 6 mil millones de dólares, modernizando sus embarcaciones y equipo especializado.

Sin embargo, debido a la lista de factores negativos que la aqueja, dos de cada tres embarcaciones, de bandera y matrículas mexicanas, se encuentran varadas y sin operación.

Ciudades petroleras y portuarias, incluyendo Ciudad del Carmen y Tampico, han sufrido severas consecuencias en sus economías locales por la falta de operaciones.

El llamado, obviamente es al secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

marcomaresg@gmail.com

Twitter: @marco_mares