En privado

Violencia y carta del Colegio Americano

Cada cabeza es un Mundial.

Florestán

 

Con el auge de los teléfonos inteligentes, con sus cámaras de fotos y de video, y el auge de las redes, se abrió un mundo nuevo en la comunicación y en la interrelación humana que es antes y después de esos dispositivos.

Gracias a ellos hemos podido enterarnos de abusos y crímenes que de otro modo hubieran quedado en la impunidad del secreto.

No son pocos los casos que hemos conocido en todas las vertientes de la relación humana, de poderosos e intocables que han dejado de serlo en parte por las redes.

El hecho más reciente, y que sacude por los extremos de violencia, es el que subieron a las redes un grupo de jóvenes, casi niños, de los colegios Americano y Miraflores, de los más caros de México a los que asisten hijos de los hombres más poderosos de México, solo baste pasar por enfrente y verá usted la legión de escoltas que, aburridos, los cuidan extramuros.

Se trata de un video en el que dos casi niños, en un estacionamiento, se enfrentan a golpes, lo que es común en las escuelas, pero son azuzados por sus compañeros que, excitados, les gritan, ordenan, que se peguen más duro, mientras con sus teléfonos, los videograban.

El momento más dramático es cuando uno de ellos, al que el otro le ha azotado la cabeza en el suelo varias veces, queda inmóvil y enseguida comienza a convulsionar, que es cuando detienen la pelea y muestran cierta preocupación. Enseguida acaba la toma.

Este video documenta hasta dónde ha llegado la violencia en el tema del acoso escolar, o bullying, lo que confirma la inusual carta del director del Colegio Americano, Paul Williams, expulsando no solo a los que pelearon, sino a los que azuzaron y videograbaron, con el argumento, impecable, que aun cuando fue fuera de la escuela, los alumnos son siempre sus representantes.

Llama la atención el silencio, hasta ayer, del Colegio Miraflores, que construyera Sor Salud, siempre tan cercana a los hombres del poder, económico y político.

Retales

1. Faustazo. El mismo Fausto Alzati, al que Ernesto Zedillo cesó como secretario de Educación en enero de 1995 por carecer de los títulos de posgrado que decía, fue cesado ayer de la Dirección de Tv Educativa, por un escándalo en Guanajuato, donde afirman que había bebido de más, lo que negó;

2. Renuncia. No será la imagen en la que aparece su hijo Rodrigo en una foto con La Tuta, sino el diagnóstico que recibirá el gobernador Fausto Vallejo de los médicos que le trasplantaron en Estados Unidos. Aunque la foto del hijo con La Tuta la investiga la PGR. Por un video cayó el ex gobernador interino Jesús Reyna; y

3. Formas. El extraordinario de jueves y viernes en la Cámara de Diputados es para ajustar temas electorales, otra de las condiciones que impuso el PAN para avanzar en la reforma energética.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com