Digital Capital

Rancheros de EU extrañan la mano de obra mexicana

Hace un año, un grupo de académicos de la Universidad Ball State, en Pensilvania, lanzaron la pregunta: "¿Están desapareciendo los trabajadores migrantes agrícolas?" Ahí, el equipo, liderado por Maoyong Fan, estableció que la habilidad de los rancheros de reclutar mano de obra de jornaleros migrantes corre peligro.

También en 2015, el centro de investigación Pew lanzó diversos análisis en los que establecía que los migrantes de origen mexicano en Estados Unidos estaban regresando a México en cantidades mayores que los que hacen el viaje a la inversa. Con ello, las autoridades de migración de EU detienen a más personas dentro de la clasificación OTM, Other than Mexicans. Asimismo, el Pew reportaba que cada vez más migrantes centroamericanos son detenidos en suelo mexicano y deportados desde acá a sus países.

Esa es parte de la respuesta a la pregunta de Fan y sus colegas, quienes en su estudio del año pasado concluyeron que los trabajadores agrícolas migrantes, un grupo que, independientemente de su origen étnico, viaja de un trabajo a otro en función de las cosechas, cada vez está menos dispuesto a moverse siguiendo las temporadas agrícolas.

Entre 1989 y 1998, dicen los académicos, los grupos migrantes móviles (aquellos que viajan por lo menos 120 kilómetros para ocupar un nuevo trabajo) pasó de ser 68 por ciento a la mitad y hay años, como 2012, que la cifra fue de apenas 18 por ciento.

Debido entonces a que cada vez hay menos mano de obra disponible, sea porque menos mexicanos llegan a EU, muchos se regresan, los centroamericanos son detenidos en México y los migrantes móviles están dispuestos a viajar menos por un trabajo, los rancheros estadunidenses tienen una mayor dificultad en hallar gente para levantar sus cosechas.

En 1992, dicen, casi 68 por ciento de los trabajadores agrícolas eran migrantes; mientras que para 2012 apenas eran 18 por ciento.

Pero según los autores del estudio, lo que ha provocado el declive en la mano de obra agrícola son los cambios en las políticas migratorias de EU, así como cambios en la demografía misma de los trabajadores.

Esto lo reconfirmó Fan en un nuevo estudio recién presentado en el American Journal of Agricultural Economies, en donde su equipo descubrió que la reducción en la mano de obra agrícola en EU no se debe a que haya en sí menos mano de obra, es decir, menos jornaleros o trabajadores agrícolas, sino que éstos han cambiado sus hábitos de vida.

En su nuevo reporte ¿Porqué menos trabajadores agrícolas migran ahora?, Fan y sus colegas exponen que muchas personas en este nicho han podido tener acceso a trabajos más estables y con mejor paga. Asimismo, han formado familias, están casados y con hijos en el país, por lo cual tienen menos disposición a migrar.

Fan asegura que los trabajadores agrícolas están menos dispuestos a viajar entre EU y México debido a las reglas laborales más estrictas así como los reforzados controles en la frontera a raíz de los ataques terroristas del 9/11. Entre otros factores, dice, es que la tasa de nacimientos en México ha disminuido, por lo cual hay menos trabajadores jóvenes disponibles al tiempo que la situación económica al sur del río Bravo parece mejorar.

Por lo que hace a los inmigrantes que ya viven en EU, han podido formar redes sociales más fuertes, por lo cual pueden "jalar" a sus paisanos a actividades económicas menos difíciles que trabajar en las cosechas o las pizcas. De acuerdo con datos de la Confederación de Asociaciones Agrícolas de EU, los trabajadores agrícolas migrantes son fundamentales en la industria de la fruta y los vegetales, que mueve más de 45 mil millones de dólares en el país. Y desde 2001, las medidas restrictivas en la frontera y las reglas laborales, que dificultan la contratación de mano de obra en el agro estadunidense, provocan pérdidas anuales promedio de 2 mil 200 millones de dólares, gran parte de ello por cosechas echadas a perder por no poder levantarlas.

@alex_angeles
digitalcapital@gmail.com