Robaron en Hidalgo avioneta derribada en Venezuela

El gobernador Francisco Olvera dijo que la nación sudamericana no ha explicado por qué, y en qué condiciones fue derribado el aeroplano, y qué pasó con el piloto.
El gobernador Francisco Olvera pide aplicar la justicia.
El gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera. (Arturo González)

Pachuca

La avioneta que despegó del aeropuerto Guillermo Villasana de Pachuca, el pasado 6 de junio, y fue derribada en Apure, Venezuela, por incursionar de forma ilegal en el espacio aéreo de ese país, presuntamente con un cargamento de droga, fue robada antes de que partiera de la capital hidalguense, afirmó el gobernador Francisco Olvera Ruiz.

De acuerdo con la indagatoria aún abierta que atrajo la PGR en Yucatán, donde el bimotor aterrizó en la terminal de Mérida procedente del estado, en ese lugar fue denunciado el hurto de la avioneta, la cual no apareció la mañana del día 7; sin embargo, de acuerdo con el mandatario, desde que salió de Hidalgo ya había sido tomada por una persona que usurpó el lugar de un piloto de vuelo.

Comentó que ese sujeto condujo hacia Mérida, en compañía del copiloto y dueño de la aeronave, que responde al nombre de Eduardo Alberto Romero del Valle. En ese sitio, tras carga combustible, éste último se quedó en uno de los hangares para continuar el vuelo el 7 de junio, pero cuando volvió ya no encontró al piloto.

Al rendir su declaración, él afirmó que desconocía el contenido del cargamento.

“El piloto sustituto llevó la avioneta a Mérida, de ahí el copiloto ya no siguió el vuelo y el otro siguió sin rumbo fijo hasta que fue encontrado en Venezuela”, añadió Olvera Ruiz.

El gobernador de Hidalgo dijo que como aquel país tiene una “circunstancia especial” se les ha dificultado tener noticias de por qué, y en qué condiciones fue derribado el aeroplano, y qué pasó con el piloto, que fue reportado como desaparecido, y quien habría sido el que tomó posesión desde Pachuca del mismo.

“No hay información de aquel país, lo único que hay es la denuncia del dueño de la aeronave, que es de Pachuca y trabaja aquí”, indicó.

Especificó que actualmente en el Guillermo Villasana se realizan vuelos “estrictamente civiles”.

“Nosotros prestamos el servicio de aeropuerto pero quien autoriza los vuelos es la Dirección de Aeronáutica Civil del Gobierno de la República”, comentó en relación a la aprobación para que la avioneta derribada, tipo Hawker propiedad de la empresa JetNet, con matrícula estadunidense N-770PJ, aterrizara en la capital estatal y despegara rumbo a Mérida, donde le perdieron la pista.

El piloto, según la investigación que lleva a cabo la PGR, se identificó ante el delegado de la Dirección de Aeronáutica Civil del gobierno de la República, como Óscar Armenta.

En noviembre de 2013, también en Apure Venezuela, las Fuerzas Armadas de esa nación derribaron una nave que había salido de Querétaro, procedente de Monterrey. En un discurso televisado, el presidente Nicolás Maduro criticó que el gobierno mexicano abogaba y pedía explicaciones por un avión que estaba “full” (lleno) de cocaína.