• Regístrate
Estás leyendo: "México va por más turismo internacional"
Comparte esta noticia
Martes , 21.05.2019 / 02:29 Hoy

"México va por más turismo internacional"

Tianguis Turístico

El sector turístico nacional crece más que el resto de la economía, pero hay una gran dependencia de los viajeros domésticos y de placer.
Publicidad
Publicidad
Gloria Guevara
CEO y presidenta del Consejo Mundial de Viajes y Turismo

Durante más de 25 años, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) ha llevado a cabo investigaciones para analizar el impacto económico de este sector en 185 países, incluido México. 

En 2018, la economía global creció 3.2%, mientras que el PIB turístico se incrementó 3.9%, de acuerdo con el último reporte del organismo. Además, es el octavo año consecutivo en el que el turismo crece más que el resto de la economía.

 En el caso de México, el sector creció 2.4%, contra un aumento de 2% del PIB. Para Gloria Guevara, CEO y presidenta del WTTC, la expansión de esta industria será aún mayor en los próximos años, por ello, es clave que nuestro país se mantenga competitivo, con una estrategia en la que la comercialización y la promoción sean los pilares.


¿Qué porcentaje del PIB en México corresponde a viajes y turismo?

 La participación que tiene el sector en el país es de 17.2%, lo que equivale a 209,000 millones de dólares. Asimismo, contribuye a la generación de 9.5 millones de empleos. 

En cuanto al PIB turístico, 85% es doméstico y 15% internacional, por lo que hay un área de oportunidad para crecer en el segmento de turistas foráneos. Aquí consideramos el impacto directo, el indirecto y el inducido, es decir, absolutamente toda la cadena del sector turístico.

En el mundo, el promedio es de 29%, lo cual indica que el país está abajo en el rubro de turismo internacional. Se ha mencionado que hay que incrementar la cantidad de viajeros, pero sobre todo el gasto que realizan dentro del país. También es importante vender el producto fuera de México.

¿Cuánto aportan los viajeros de placer y los de negocios? 

El país tiene una gran dependencia de los turistas de ocio, ya que 94% de los viajeros corresponde a esta categoría y el resto a la de negocios. En el mundo, la distribución es 79% de placer contra 21% de negocios.

¿Qué opinan desde el WTTC acerca del programa del gobierno mexicano en materia de turismo? 

No he visto la estrategia del gobierno con mucho detalle, pero sé que se está enfocando en la diversificación de nuevos destinos, lo cual me parece muy bien. Asimismo, el programa contempla la generación de producto y la conectividad, lo que también es muy bueno.

¿Qué se necesita para tener un sector más competitivo?

 La conectividad es fundamental. Es un reto muy fuerte el que tiene nuestro país, pero hay una gran cantidad de oportunidades y, para aprovecharlas, es muy importante que el gobierno y la iniciativa privada trabajen de la mano. De esta forma, pueden encontrar las soluciones que necesita el país para ser competitivo y captar la participación de mercado que se requiere.

Habrá un crecimiento muy importante en el mundo; la pregunta es ¿cuánto de ese crecimiento va a captar México? Estamos en una posición competitiva, por eso es fundamental que los sectores público y privado trabajen de la mano. Hay mucho interés de colaborar.

¿Qué tanto se aprovecha la tecnología en el sector y qué falta por hacer? 

Es necesario que la experiencia sea completa; México desafortunadamente no lo ha logrado. Tenemos kioscos de migración en los aeropuertos; algunas aerolíneas han invertido en infraestructura y en el proceso de abordaje para que sea mucho más rápido, pero no atacamos todo el proceso. Es importante que las empresas inviertan, pero que también se sume la parte del gobierno que tiene el control de migración y de seguridad; así la experiencia puede ser completa.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.