• Regístrate
Estás leyendo: Enfermeras: Un Ejército blanco… en demanda de reconocimiento
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 09:50 Hoy

Enfermeras: Un Ejército blanco… en demanda de reconocimiento

Más de 25 mil personas en Jalisco se desempeñan en la enfermería, un trabajo indispensable en los servicios de salud y asistencia social.
Publicidad
Publicidad

Ataviados de color blanco –sea vestido y cofia o pantalón y filipina- un ejército de mujeres y hombres desempeña cada día la delicada misión de servir a otros seres humanos cuando se encuentran en su estado más vulnerable: al enfrentar la enfermedad o sus esfuerzos por evitarla. Esta labor, que ha sido retratada de muchas maneras, ensalzando el humanismo cotidiano –así como el sacrificio y hasta el heroísmo que supone ejercerla en situaciones extremas como conflictos bélicos, desastres, epidemias y otras crisis- la encabezan en México casi 300 mil personas.

El año pasado cerró con 292 mil 868 plazas registradas en el Sistema de Información Administrativa de Recursos Humanos de Enfermería (SIARHE) del país. En Jalisco, son más de 25 mil personas (25,293 a diciembre de 2017) quienes se desempeñan en esta actividad; de las cuales 85.7 por ciento son enfermeras y 14.3 por ciento son enfermeros, quienes comparten los mismos retos que en el resto del territorio nacional: Recuperar el reconocimiento social, y obtener el justo mérito profesional y económico.

“Sigue existiendo un tabú, un prejuicio de quienes hacen una minimización de la carrera de enfermería dentro de las profesiones del área de la salud, pero se ha ganado terreno”, indicó la maestra Rosalba Frías Juárez, jefa de Enfermería del Instituto Jalisciense de Cirugía Reconstructiva “Dr. José Guerrerosantos” de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), tras responder que profesional y socialmente todavía se considera la mayor importancia de los médicos sobre enfermeras y enfermeros.

“Somos profesionales todos y cada uno desempeña un papel diferente, complementario y muy importante. Hay que valorar el trabajo de cada uno en el mismo grado de relevancia”, apuntó la entrevistada, quien tiene cuarenta años de ejercer como enfermera.

En estas cuatro décadas Rosalba Frías ha visto a la enfermería transformarse de oficio a profesión. “Cuando yo empecé había mucha parte empírica, aunque ya estudiábamos la carrera. Ahora se reconoce ya como una licenciatura, algo por lo que se ha luchado durante muchos años… Ha evolucionado bastante la parte de la tecnología y la ciencia”, expuso. Este desarrollo profesional ha sido benéfico, pero está incompleto.

De acuerdo con datos oficiales proporcionados por la SSJ, con referencia a diversas fuentes, a fines del año 2017 alrededor de tres de cada diez enfermeras y enfermeros en Jalisco ostentaba el título de licenciatura. Casi la mitad el de profesionales técnicos (un grado académico menor pero que exige preparatoria) y dos de cada cien ya tienen posgrado: maestría o doctorado. En contraste, un 8 por ciento permanece en la categoría de auxiliar de enfermería, y todavía existen escuelas que ofrecen esta capacitación.

“Definitivamente falta mucho por hacer en varios aspectos… Es una debilidad que se oferte ser auxiliar cuando ya la enfermería general tiene el grado de técnico y no vale la pena quedarse sin el grado, menos cuando ya hay estudios de posgrado, de maestría y doctorado”, opinó.

Desde su expertise Frías Juárez resaltó que a la par de la profesionalización se requiere que la enfermería recupere terreno: “Que sea reconocida no solo en el ámbito económico, sino dentro de las instituciones. Que nos empoderemos como un profesional, en constante capacitación y actualización, que puede aspirar a ser doctor o maestro”.

ALTA DEMANDA

Con título de licenciatura, la demanda de servicios de enfermería es enorme en todo el país, pero el problema es que el número de plazas en el sector público (en cuyos hospitales y clínicas se otorgan más del 80 por ciento de las atenciones de salud) no crece al mismo ritmo que la necesidad de miles de pacientes y eso lleva a una sobrecarga de trabajo. De ahí el reconocimiento que hizo esta semana el gobernador Aristóteles Sandoval, durante su mensaje en el Foro Interinstitucional realizado en víspera del Día Internacional de la Enfermería (que se conmemora hoy 12 de Mayo): “Hoy tenemos un déficit de enfermeras y enfermeros, hoy necesitamos más de su apoyo, una atención de muchos de los que hoy están estudiando, otros pasantes, otras pasantes, pero necesitamos más apoyo profesional de nuestras enfermeras y enfermeros, porque no es suficiente el abasto que tenemos”.

El mandatario estatal no mencionó datos. Si lo hizo por separado el director general del Hospital Civil de Guadalajara, Héctor Raúl Pérez Gómez, quien refirió que en Jalisco existe un déficit de 7.8 enfermeras por cada mil habitantes. “La OCDE estima que deben existir 11.1 enfermeras por cada mil habitantes. México tiene solamente 2.5 enfermeras por mil habitantes y el estado de Jalisco tiene 3.3 enfermeras por mil habitantes. Entonces la necesidad de más enfermeras es un fenómeno nacional” (Notisistema, Mayo 9 de 2018).

HUMANISMO

Si algo debe caracterizar al personal de enfermería es el humanismo. “Para ser una buena enfermera primero es indispensable tener la vocación. Siempre fomentar el espíritu de servicio y sobre todo trabajar con humanismo, el paciente es nuestra razón de ser”, aseguró la entrevistada, maestra en Administración de Hospitales y especialista en enfermería quirúrgica, quien instó al gremio a la unión.

“No nos cansemos jamás de luchar por el posicionamiento de nuestra carrera. Todo el gremio debemos unirnos y estar juntos empujando el crecimiento profesional y laboral y empoderarnos… A nivel internacional somos hermanos. El personal de enfermería somos uno solo en el mundo”, sostuvo.

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.