• Regístrate
Estás leyendo: Construcciones Industriales Tapia ofrece trabajo a 22 migrantes centroamericanos
Comparte esta noticia

Construcciones Industriales Tapia ofrece trabajo a 22 migrantes centroamericanos

El Instituto Nacional de Migración (INM) les otorgó una identificación con validez de un año para permanecer en el país
Publicidad
Publicidad

Construcciones Industriales Tapia, empresa hidalguense que demandó a Odebrecht por incumplimiento de contrato, implementó un programa para dar empleo a migrantes centroamericanos.

De las caravanas de migrantes indocumentados que pasaron por el centro del país a finales del 2018, la empresa seleccionó a 22 migrantes mayores de 18 años, de los cuales 19 son hombres y tres mujeres, para brindarles empleo en la compañía metalmecánica ubicada en el municipio de Atitalaquia.

El Instituto Nacional de Migración (INM) les otorgó una identificación con validez de un año para permanecer en el país con la cual pudieron emplearse en Construcciones Industriales Tapia.

La empresa los alojó en casas, llamadas también campamentos, uno está en Tula de Allende y el otro en Atitalaquia en donde se les brinda comida además del empleo y un sueldo de mil 500 pesos a la semana con la posibilidad de aumento de acuerdo a la capacitación.

A partir del 3 diciembre del 2018 se les brindó empleo a migrantes de Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala, tres de ellos cursaron ya una capacitación dentro de la empresa y tres más se encuentran capacitándose.

El curso de capacitación tiene una duración de seis semanas en un horario de las siete de la mañana a una de la tarde. Es curso es apoyado por el Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Hidalgo (ICATIH).

Los 22 migrantes centroamericanos tienen empleo de ayudantes generales y de paileros. Los paileros trazan, cortan, barrenan y arman estructuras de acero.

La empresa tiene como meta llegar a la contratación de 200 empleados migrantes los cuales serán reclutados en las futuras caravanas que crucen por el país en busca de llegar a la frontera con Estados Unidos.

En el mes de mayo el Centro Mexicano de la Filantropía le otorgará por cuarto año a la empresa Construcciones Industriales Tapia un reconocimiento como Empresa Socialmente Responsable.


El programa

Luis Sánchez Capilla, coordinador del Área de Formación y Desarrollo de Construcciones Industriales Tapia, señaló que el programa para dar empleo a migrantes centroamericanos se realiza debido a que es una Empresa Socialmente Responsable.

Indicó que el objetivo es apoyar el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador y obtener mano de obra calificada.

“Nosotros nos contactamos con gente del gobierno y nos dijeron que había dos campamentos, uno en Tláhuac y otro en el Estadio Palillo Martínez (en la Magdalena Mixhuca, también en la Ciudad de México); preguntamos de qué forma se podía ayudar y nos dijeron que la metodología era que nosotros con una carta presentación de la empresa pudiéramos reclutar a la gente a la cual se le pudiera dar trabajo, que era gente que había huído de sus países por falta de empleo”, sostuvo.

Agregó que se hicieron todas las gestiones necesarias y al no poder ayudar a familias enteras se enfocaron en los jóvenes mayores de 18 años, se les infirmó que se les podía apoyar dándoles trabajo y capacitación y se hizo una lista de 22 personas.

Mencionó que la Secretaría de Gobernación, a través del Instituto Nacional de Migración, les generó una identificación y una Clave Única de Registro de Población (CURP) para el acceso al seguro social. Las identificaciones se otorgaron por dos razones, la primera por razones humanitarias y la otra como refugiados.

“Nos trajimos a estos jóvenes ya con su credencial debidamente autorizada que es por un año en el cual se les puede otorgar trabajo; el gobierno les dio el permiso por un año y se tienen que reportar nuevamente”, dijo.

Sánchez Capilla puntualizó que los trabajadores centroamericanos son libres de salir de la empresa, “ellos en su momento ya conociendo si les ofertan otro trabajo, ellos son libres de moverse, lo único que nosotros tenemos que hacer es reportar al gobierno federal que se van a mover, que ya no los tenemos nosotros, tenemos el número de credencial y se reporta Migración en donde se les dice que decidió moverse, pero tienen una identificación vigente por un año”.

Subrayó que una vez que los 22 trabajadores cumplan su primer año en el país y renueven su identificación en el Instituto Nacional de Migración la empresa continuará dándoles empleo.

“Los muchachos que se quedan nosotros los estamos moldeando a lo que realmente nosotros necesitamos, entonces nosotros capacitamos y preparamos lo que nosotros necesitamos, entonces es un ganar-ganar, ganan ellos con la capacitación y ganamos nosotros formándolos”, refirió.

Enfatizó que el empleo para ellos como para las personas de la región, “tenemos gente local, la empresa es cien por ciento hidalguense, tenemos gente de Atitalaquia, Tlahuelilpan, Tlaxcoapan”.


Los centroamericanos con empleo

Luis Alfredo Gabriel Hernández es originario de Guatemala. Lleva un mes y dos semanas en la empresa. Tiene empleo en la empresa y trabaja como barrenador y tiene como objetivo ser soldador.

“Se abrieron las puertas a nosotros los centroamericanos aquí en esta compañía y me da la oportunidad de trabajar y salir adelante para nuestras familias”, aseveró.

Luis Alfredo está en el país por razones humanitarias, “estoy viviendo en Hidalgo y realmente me gusta el trabajo, el país también, me han tratado realmente bien, en el trabajo hay buenos compañeros, me han tratado bien por acá”.

Deisy Gómez García, trabaja en el área del almacén de la empresa y es originaria de Honduras.

Tiene 38 años, cuatro hijos en Honduras y comenzó a trabajar en Construcciones Industriales Tapia a partir de diciembre del 2018.

“Desde que me trajeron me dieron la oportunidad de estar en el almacén, acomodar toda la herramienta que llega de los proyectos, lo que se recibe de los proveedores, lo que se recibe también del área de resguardos, acomodar, clasificar la herramienta y hacer un levantamiento físico”, dijo.

Indicó que el empleo que tiene es una oportunidad que se le está dando en México, “a pesar de que venimos de otro país, nos dan una oportunidad de venir aquí a Tapia a trabajar y son oportunidades que debemos de aprovechar”.

Agregó que aunque lleva poco tiempo ha aprendido ya varias cosas como las herramientas, cómo equipar a un pailero, a un soldador, un argonero.

Deisy Gómez mencionó que dejó Guatemala por la falta de empleo, “en mi tierra la verdad está bien difícil por las maras que están ahorita, por algo que lleves en las manos te andan hasta matando, el salario está muy bajo, todo está mal pagado, por eso la decisión de uno es emigrar a otro país”.

Carlos David López, tiene 29 años y su país de origen es Honduras. En estos momentos se encuentra en la escuela de capacitación de Construcciones Industriales Tapia.

“Me han enseñado sobre todo la base en las matemáticas que es primordial en esto porque las medidas tienen que ser muy exactas, los trazos tienen que ser muy exactos para que las piezas puedan calzar bien; también nos enseñan lo que es corte, trazo, hacer limpieza de las piezas a modo de que queden exactamente como deben de quedar”, explicó.

Carlos David lleva cerca de un mes en la empresa y dice que está agradecido con el empleo que se le ha brindado.

“La verdad que estoy muy agradecido con Dios, con el gobierno de México y con Tapia por la oportunidad; tengo una credencial de extranjero para poder trabajar aquí con un número de CURP, seguro social y demás requisitos para poder estar legal aquí”, sostuvo.



La empresa

Construcciones Industriales Tapia es una empresa hidalguense, ubicada en el municipio de Atitalaquia, frente a la refinería Miguel Hidalgo.

La empresa metalmecánica se fundó el 2 de febrero de 1997 y desde hace 22 años genera empleo a la población de la región. El dueño y director general de la empresa es Juan Carlos Tapia Vargas.

Realiza trabajos de construcción y montaje de estructuras metálicas como naves industriales, torres y tanques de almacenamiento.

Ha realizado proyectos en Estados Unidos, con el gobierno de México, el estadio Omnilife de Guadalajara, Toyota y la refinería Miguel Hidalgo.

En la matriz de Construcciones Industriales Tapia en Atitalaquia se cuenta con una planta laboral de alrededor de 900 personas y tienen presencia en proyectos de la refinería Miguel Hidalgo, General Electric y el Estado de México.

La empresa está divida en el área operativa y administrativa; en la parte operativa se tiene el área de comercialización; en la administrativa está el director General, los administradores, el área de compras, control de calidad, recursos humanos, reclutamiento, nómina y tesorería.

Cuenta con 26 naves industriales, en cada una de ellas hay entre 25 y 30 personas dirigidas por un cabo. Actualmente en las naves industriales se tienen cerca de 680 personas empleadas en la matriz.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.