• Regístrate
Estás leyendo: Atribuyen a corrupción desarrollo ilegal en SP
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 18:46 Hoy

Atribuyen a corrupción desarrollo ilegal en SP

Además el Colectivo ProMontaña exigió a la autoridad municipal a que cumpla con la premisa ecológica de salvaguarda de la comunidad civil.

Publicidad
Publicidad

Vecinos de la colonia La Cima atribuyeron a presuntos actos de corrupción por parte del municipio de San Pedro la aprobación de desarrollos habitacionales que no cumplen las normas del Reglamento de Zonificación como Las Calendas II.

TE RECOMENDAMOS: Continúa depredación de cerro en SP; vecinos temen deslave

Marcela Treviño, una de las vecinas que residen justo a un lado del proyecto, afirmó que tienen miedo de denunciar esta situación, puesto que hay muchos millones de pesos en juego si se llegan a detener las obras de construcción que se realizan en plena cañada de ese sector residencial.

"Al municipio lo responsabilizamos porque se emiten licencias y los permisos y a Protección Civil, estamos seguros que hay corrupción y es que ya se aprobó en la junta que tuvimos en el municipio de que no está el proyecto ejecutivo ni siquiera es igual al lo que es hoy en la realidad.

"Ahí está Las Calendas II, ilegal lo hacen legal y nosotros somos víctimas de un gobierno atascado que tiene mala voluntad y andan buscando a ver quién se muera, que incluyan estos proyectos con servicios funerarios, porque lo más seguro es que te vas a morir", denunció la residente.

MILENIO Monterrey publicó que aunque las autoridades municipales aseguraron que suspenderían la construcción del desarrollo habitacional Las Calendas en la colonia La Cima por el grado de riesgo, hasta el momento las maquinaria sigue depredando al cerro y los vecinos temen por un posible deslave.

Lo único que fue visible fue una maquinaria que derribó parte del tubo de desagüe del agua que pasaba por una cañada natural que fue construido arriba del nivel de la calle de esa colonia.

"Ya dijo la Universidad de que no necesitamos una tormenta para un desastre o una lluvia de intensa, es un daño que no se puede resarcir, el cerro lo hicieron garras, ya con la geología del terreno teníamos, más las pendientes, tiene que haber un estudio hidráulico real, están incumpliendo con la normativa del Reglamento de Zonificación y uso de suelo de San Pedro", dijo Treviño.

Por su parte, el Colectivo ProMontaña exigió a la autoridad municipal a que cumpla más allá del derecho urbano con la premisa ecológica y de salvaguarda de la comunidad civil.

Enrique Burguette, representante de la agrupación, señaló que es extraño que el Atlas de Riesgo se haya eliminado como herramienta de soporte en los temas de permisos y licencias de construcción.

"Las avenidas de agua siempre han sido un dolor de cabeza para los fraccionamientos cerca de la montaña, la inversión hidráulica para la canalización de aguas arriba debe ser exacta y pre usa para contener.
"Es una intransigencia desviar una bajada de agua y construir un fraccionamiento en su paso del vital líquido, no hay que olvidar que la Naturaleza tiene su memoria y tarde o temprano reclama lo suyo sin ninguna consideración, exigimos al municipio a que cumpla más allá del derecho urbano con la premisa ecológica y de salvaguarda de la comunidad", dijo.

Burguette afirmó que hacer lo contrario es seguir condenando y acrecentando el "Frankenstein sampetrino" que tarde o temprano cobrará la factura en términos de salud y calidad de vida.

Por su parte, Gilberto Marcos, presidente de la Fedración de Colonias, criticó que prevalece la irresponsabilidad y falta de compromiso social de las autoridades de desarrollo urbano.

"Las consecuencias de autorizaciones como estas no son sancionadas. Por eso siguen haciendo de las suyas, muchas veces guiados por un interés económico más que social", cuestionó.

KDSC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.