• Regístrate
Estás leyendo: AMLO, a punto de conquistar la tierra prometida: Hugo Éric Flores
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 09:45 Hoy

AMLO, a punto de conquistar la tierra prometida: Hugo Éric Flores

Al ungir a López Obrador como candidato del PES, el dirigente de ese partido lo comparó con Caleb.

Publicidad
Publicidad

La postulación a la Presidencia de la República de Andrés Manuel López Obrador por Encuentro Social no defraudó a sus simpatizantes: política y religión.

Primero la política. Por tercer día consecutivo, el tabasqueño fue ungido a eso de las 10 de la mañana como candidato por la coalición Juntos Haremos Historia. Antes fue Morena y el PT.

Minutos antes, como parte de su primer congreso nacional extraordinario, los delegados del PES lo “asumieron” como su abanderado, previa aprobación a mano alzada.

López Obrador agradeció levantando ambos brazos frente a los asistentes al sexto piso del edificio Expo Reforma. En primera fila, como testigos, su esposa Beatriz Gutiérrez, y el ex futbolista Cuauhtémoc Blanco.

Enseguida, la fe. Hugo Éric Flores, dirigente del partido político señalado de conservador y evangélico, comenzó su mensaje con un aviso de lo que seguiría.

“Nunca niego quién soy, siempre digo lo que pienso y lo que siento”, aseguró el también diputado federal que en una ocasión reconoció que su mamá hubiera querido que fuera pastor.

De inmediato le habló a su candidato presidencial, a quien le explicó que el video que a continuación presentaría correspondía a una canción basada en un pasaje bíblico, el cual relató.

“Es la historia de Caleb, pero en sus fines de años, 45 después de que habían pisado esas tierras prometidas, estaban terminando de conquistar todo el pueblo de Israel y solo faltaba un monte habitado por gigantes: el Hebrón, uno muy importante desde el punto de vista espiritual y político para Israel.

“Al anciano Caleb, de 85 años, le tocó ese monte que todavía no estaba conquistado. Ese joven que había sido valiente y que había dicho: ‘Sí podemos conquistar la tierra prometida’, en los finales de sus días le tocaba seguir luchando.

“Esa es la canción que le queremos poner don Andrés Manuel López Obrador, surge de que pensamos que usted es Caleb y que está a punto de conquistar el monte Hebrón, donde gobernó David”.

El video también presentó imágenes del tabasqueño desde su juventud hasta los últimos días de la reciente precampaña. En cuanto terminó, la cámara del inmueble enfocó a un sonriente López Obrador.

Los dirigentes de Encuentro Social le pidieron al recién ungido que se dirigiera a sus aliados que lo ven como un integrante de la tribu de Judá por su incansable lucha por alcanzar la tierra prometida.

Uno de sus primeros ofrecimientos, “cuando estemos en la Presidencia”, es conseguir el “bienestar del alma”. Ayer también volvió una promesa ya hecha: tener una “república amorosa”.

Pocas veces el tabasqueño lee sus discursos. Ayer lo hizo para citar a Aristóteles, Eduardo Galeano, Alfonso Reyes, León Tolstói, y la propia Biblia.

“En el Nuevo Testamento se señala que Jesús manifestó con sus palabras y sus obras su preferencia por los pobres y los niños, y para muchos Cristo es amor”.

AMLO concluyó con un “¡viva!” para el PES, partido que en su declaración de principios asegura que “el mesianismo es, ha sido y será —si perdura— una de las peores creencias culturales de nuestra sociedad. Ese líder no existe, no ha existido y no existirá”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.