• Regístrate
Estás leyendo: Ahora estoy leyendo ‘Mil soles espléndidos’: Palmira
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 11:41 Hoy

Ahora estoy leyendo ‘Mil soles espléndidos’: Palmira

Entrevista

La presidenta del CPC del Sistema Estatal Anticorrupción narra un poco de su vida fuera de la actividad profesional.
Publicidad
Publicidad

De gustos sencillos. Así se describe la presidenta del Comité de Participación Ciudadana (CPC), del Sistema Estatal Anticorrupción, Palmira Tapia Palacios, para quien su vida cambió con la maternidad y al igual que millones de mujeres en el mundo, ha logrado combinar su vida personal con la profesional.

Plena, satisfecha por haber disfrutado su etapa de soltera, por haber podido viajar, estudiar lo que le gustó y planear el tiempo para vivir en pareja, hoy sus prioridades son su familia, en la cual meditan la posible llegada de un segundo miembro. 

Entre sus grandes pasiones está la lectura; fuera de lo que tiene que ver con su carrera y encargo, es de las lectoras que leen más de un libro al mismo tiempo y pueden regresar una, dos o más veces a repasar el mismo texto. Le gusta el rock y para nada el pop y reguetón.

¿Cuáles son sus pasatiempos? 

Correr: no lo hago en forma, desde muy joven he tratado de hacer ejercicio, si es una parte importante del día.   

Me gusta mucho el cine, nuestros hábitos como pareja han cambiado desde la presencia de mi hija, en lugar de ir al cine vemos películas en la casa, mentiría si no digo que he sucumbido a ver todo el día una serie.

Disfruto mucho una buena cena también con amigos, eso me relaja mucho, trato de equilibrar mi vida personal en esos términos.

Me encanta leer y es algo que trato de ejercer. Es difícil con todo este tema de redes sociales que es la forma más rápida de enterarse, pero trato de guardar un espacio para mí al día, para leer algo de mi interés y desde luego ahora que tengo una hija de 3 años también no es un pasa tiempo, pero es un tiempo que disfruto mucho.

¿Cómo lo combina con el trabajo?

Es un tema complejo que viven millones de mujeres: combinar el trabajo con el rol de mamá. Es difícil, pero cuando los tienes ves cómo, sin pensarlo mucho, te haces de los tiempos para cuidar a los hijos y tender otras cosas personales.

Mi vida ha cambiado luego de tener una hija, tengo menos tiempo para mí; si antes podía hacer un viaje ahora es más complicado porque tengo que pensar en ella y en lo que necesita, pero tampoco es una receta secreta, creo que todas las mujeres sabemos cómo administrarnos.

Cuento con aliados para criarla, tengo ayuda de mi suegra, sé que le va a dar el amor, el cuidado como si fuera su hija. Mi hija tiene claros los roles, yo soy la mamá, su abuela su abuela.

¿Qué lee?

Trato de evitar lo ligado a mi profesión -electoral, análisis políticos, anticorrupción- para mis tiempos libres. Disfruto mucho novelas de todo tipo, ahora mismo estoy leyendo “Mil soles espléndidos” de un autor afgano, Khaled Hosseini, me gusta esa visión de esa parte del mundo, es la historia de dos mujeres que en algún momento de su vida se cruza.

Soy de los lectores que puede estar leyendo varios a la vez, y en general elijo obras que me atraen por el título o referencias de amigos, me gusta mucho Juan Rulfo, lástima que tiene tan pocos libros.

He leído varias veces en mi vida, “La última tentación de Cristo” de Nikos Kazantzakis, es esta parte como espiritual del ser humano, el recordatario para que estamos aquí, no todo en la vida es trabajo.

¿Cocina?

Me gusta cocinar, no lo hago mucho, pero dicen que tengo buen sazón, mi mamá hacia muy rico de comer y por ahí creo que aprendí un poco. Mis papás son de Oaxaca, tengo algunas nociones básicas de hacer mole, es comida mexicana. Postres no, no se hacer más que una gelatina. Cocino en fines de semana si no salimos y tengo tiempo.

¿Otro bebé?

Es una pregunta que últimamente me están haciendo mucho, vamos a ver, es una decisión importante, tener otro hijo y este año podría ser un momento oportuno para tomar una decisión. Es mucho tiempo el que va a exigir tener otra vez un recién nacido, pero hay otra parte que no tiene precio que es la presencia de otro miembro en la familia, la compañía que puedo darle a mi hija.

¿Viajes? 

Nos gusta aprovechar algunos fines de semana para conocer más el Estado de México. Desde muy joven es algo que pude hacer, siendo estudiante, viví en Suecia, por la maestría estuve en Inglaterra, he tratado de viajar mucho considerando que luego en la vida familiar y laboral iba a ser complicado. Pero me gustaría mucho ir en familia a Japón y Michoacán.

Vivir en otros lados, te hace valorar, vas caminando en la calle, desde las banquetas ves el primer mundo y te cuestionas muchas cosas, pero también aprendes a valorar lo que sí tenemos en México, a ver las oportunidades.

Me siento en una etapa muy plena como mujer, he ido cumpliendo mis metas; claro que tengo muchos otros sueños, como aprender a bailar, pero espero tener salud y vida para cumplirlos.

LC


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.