• Regístrate
Estás leyendo: A los 10 años jugaba a las escondidas, los listones y era activista de izquierda: Frida Alejandra Esparza
Comparte esta noticia

A los 10 años jugaba a las escondidas, los listones y era activista de izquierda: Frida Alejandra Esparza

Entrevista

La diputada federal por el PRD es la más joven de la 64 Legislatura, lo mismo disfruta la comida italiana que el pozole o el asado de boda de Zacatecas; admira a Emiliano Zapata y su escritor favorito es el portugués José Saramago.
Publicidad
Publicidad

Filósofa, “absolutamente feminista” y activista de izquierda desde los diez años, Frida Alejandra Esparza (Zacatecas, 1997) es hoy la diputada federal más joven de la 64 Legislatura en el Palacio de San Lázaro, y lo mismo disfruta la comida italiana que el pozole o el asado de boda de su estado natal.

Entre los héroes nacionales, admira especialmente a Emiliano Zapata, mientras que su escritor favorito es el portugués José Saramago; no toca un solo instrumento y tampoco canta, pero se declara muy versátil en sus gustos musicales.

Pese a sus responsabilidades en el Congreso, Frida Alejandra mantiene contacto con sus amistades de la infancia y la adolescencia: “Tampoco quiero perderme el lado de mi juventud que es estar con mis amigos, salir con mi familia, salir a fiestas, a pasear”.

¿Cómo llega una joven filósofa de tu edad a la política y al Congreso?

Bueno, yo crecí en un ambiente donde era muy fácil ver a mi familia leyendo, ir a reuniones, ir a marchas; a los diez años ya repartía volantes y a los 15 ya estaba afiliada a mi partido, que es el PRD.

Y, respecto al tema de mi licenciatura, muchos consideran que la filosofía no es aplicable en la práctica, porque creen que vivimos en las nubes, que divagamos mucho, ahí medio perdidos, pero sí tiene un lado práctico y a mí, la verdad, es algo que me ha ayudado muchísimo el haber estudiado filosofía, porque te da un contexto muy amplio y la posibilidad de muchas interpretaciones.

Si desde los 10 años hacías volanteo con el PRD, entonces te tocó también repartir con la imagen de Andrés Manuel López Obrador…

Así es, y yo estuve aquí en el Zócalo y me tocó ver las casas de campaña, estuve ahí escuchando y aprendiendo muchísimas cosas en esa época. Fue en 2006, efectivamente. Participé en el plantón de Paseo de la Reforma, estuve aquí con mi familia. Me acuerdo que mi mamá se perdió ahí entre tantas carpas y, bueno, era complicado, yo no traía teléfono celular, pero se aprenden muchas cosas. Aprendes mucho de cómo se lleva este proceso electoral y qué tan frágil es una democracia.

¿Y, 12 años después, desde la oposición, te decepciona la figura de Andrés Manuel?

Más bien me frustra, porque en realidad tiene mucha simpatía; sí es verdad que tuvo muchísimos votos, pero creo que hay que responder de manera responsable a todo eso. Sí creo que debería ser más institucional; como Presidente, es el primero que debería buscar la conciliación, porque no se trata de enemistar a los mexicanos contra los mexicanos mismos ni de dividirnos o polarizar.

¿Cuál es el recuerdo más feliz de tu infancia?

Yo tengo, afortunadamente, muchísimos recuerdos muy buenos, pero el más feliz de todos creo que es un poco complicado; uno de ellos es cuando me llevaban al kínder, íbamos mi hermana y yo, íbamos cantando la canción de “La Chinita” y pasábamos por una carretera en la periferia de la ciudad, donde estaba un poco verde y para mí eso era un bosque enorme, y bueno, ahora ya comparo y digo es diferente y hay bosques de verdad, y es muy simple, pero a mí me trae muchísima satisfacción.

¿A qué jugabas en tu niñez?

A mí me tocó todavía hacer pasteles de tierra, me gustaba mucho jugar pichada con mis vecinos, básquetbol también, escondidas, listones de colores, todo eso.

En música, ¿cuál es tu género o cantantes favoritos?

Creo que no tengo uno en especial; en música soy muy versátil, creo que admiro muchísimo esa parte del arte porque a mí no se me da; yo no toco ningún instrumento y no sé cantar, y entonces en música sí soy muy versátil

¿Tu comida favorita?

Me gusta mucho la comida italiana, me gustan mucho los tacos, el asado de boda, que es muy tradicional de Zacatecas; el pozole también, ¡me encanta el pozole!

Si hablamos de personajes a los que tú admiras, ya sea de la política, ya sea de la historia, ¿a quién mencionarías?

Yo admiro mucho a Emiliano Zapata, creo que es de los personajes que más he admirado por su resistencia, por su determinación.

¿Qué lecturas te gustan, qué autores son tus favoritos?

Autores, yo diría José Saramago, y mi libro favorito de hecho es uno de él, el libro se llama Caín que, desde mi punto muy personal, es como una apología a Dios, así lo veo, así lo interpreté, se me hace un libro muy interesante, pero en realidad leo de todo, me gusta mucho la literatura clásica. Creo que hay mucho que aprender de los clásicos.

También trato de buscar libros que me ayuden ahora en este tema de la política, que sí den una visión más histórica, no solo de México, sino de otros países, porque sí es importante tener referencias y poder comparar cómo vamos, cómo otros países salieron adelante, cómo manejan la sociedad y el Estado. En este momento estoy leyendo Cómo mueren las democracias, creo que es muy reconocido, apenas lo inicié.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.