• Regístrate
Estás leyendo: Hombre asesina a su esposa por celos y luego se da un tiro
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 18:19 Hoy

Hombre asesina a su esposa por celos y luego se da un tiro

Primero golpeó con un palo a su ex mujer y posteriormente le disparó en dos ocasiones.
Publicidad
Publicidad

Un hombre asesinó por celos a su pareja frente a las amigas con quienes estaba en una fiesta, y luego se dio un tiro en la cabeza.

Todo fue rápido, pues los testigos no alcanzaron a hacer nada por evitarlo cuando el hombre llegó, seguramente ya con la idea de asesinar a su pareja, hasta el lugar donde un grupo de mujeres celebraba una fiesta, en una colonia de Pesquería.

TE RECOMENDAMOS: Balean a repartidor de refrescos y asaltan farmacia

Fue a las 17:30 de ayer cuando inició la doble tragedia en un local de la calle Francisco González Alvarado, número 525, en la colonia Desarrollo Solidaridad (Croc) Pesquería.

Según testigos, la dueña del inmueble, de nombre Amalia, celebraba su cumpleaños e invitó a un grupo de compañeras de trabajo a un convivio exclusivo para mujeres.

También Delia Portillo, de 36 años, recibió invitación, y llegó puntual. La mujer estaba separada de su marido, con quien procreó tres hijos, y hace un mes comenzó a trabajar en la empresa Ternium.

El hombre, quien no ha sido identificado hasta el momento, le insistía a la mujer regresar con él, pero ella siempre se negó, según versiones de testigos.

De acuerdo con las pesquisas, el marido celoso apareció de repente armado con un palo y se fue directo sobre Delia, a quien golpeó en repetidas ocasiones.

Posteriormente, sacó una pistola y sin decir nada disparó dos veces contra su ex mujer.

Al verla tirada, con la mirada perdida y fija en las alturas; el hombre se dirigió a la sala de la finca, se sentó en un sofá y sin pensarlo, dirigió el cañón del arma a la cabeza y se disparó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.