• Regístrate
Estás leyendo: La tragedia de Tlahuelilpan Hidalgo
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 14:14 Hoy

Columna de Víctor Manuel Sánchez Valdés

La tragedia de Tlahuelilpan Hidalgo

Víctor Manuel Sánchez Valdés

Publicidad
Publicidad

Las imágenes de la tragedia ocurrida el pasado viernes en Tlahuelilpan, Hidalgo, en donde murieron 67 personas y 76 resultaron heridas, debido a la explosión de un ducto de PEMEX, son muy crudas; pero es más impactante constatar la poca empatía que muchos mexicanos han mostrado ante los hechos. 

Este fin de semana pasado se publicaron miles de memes que hacían burla de la situación o mensajes que daban a entender que las víctimas se merecían lo que les pasó. Todos somos libres de utilizar nuestras redes sociales para expresar nuestra opinión, pero debemos ser responsables con nuestras expresiones y no olvidar que cada víctima es una persona y que tiene una familia. 

 
Antes de buscar culpables o responsables de la tragedia, es imprescindible recordar que hay vidas en peligro, por ende, la primera tarea es avocarse a la atención de las víctimas. En ese sentido creo que está justificada toda la ayuda del gobierno a las familias y las víctimas. No se trata de indemnizar, sino ayudar con la atención médica y poner a disposición de las mismas los programas que ya existen. 


En un segundo momento se debe buscar el esclarecimiento de los hechos, evitando señalamientos sin evidencia o bien asignando toda la culpa a grupos en particular. 

Sin duda hay responsabilidades de las víctimas, de las autoridades y muy probablemente de grupos criminales; pero debemos dejar que la evidencia forense, científica y pericial hable y nos permita desentrañar los hechos. 


Por último, es importante que no se utilice la tragedia como un medio para legitimar decisiones políticas. Sin duda los hechos muestran que es fundamental seguir con la lucha frente al robo de combustible, porque la corrupción nos costó vidas, pero no se debe caer en la tentación de creer que la única opción es cerrar los ductos de forma definitiva; porque estas semanas de desabasto mostraron que la distribución por ductos es más eficiente que las pipas y lo que se requiere, es más vigilancia para los ductos, además de mejores protocolos de actuación para policías y ejército. 


@victorsanval

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.