• Regístrate
Estás leyendo: A puñitos
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 13:52 Hoy

Negocios en Movimiento

A puñitos

Sergio Luis Naumov

Publicidad
Publicidad

Cuando nos proponemos preparar algo rico para comer, quizás pensemos en mole, y este exquisito platillo mexicano contiene una diversidad de ingredientes, como chocolate amargo, chiles ancho, mulato, pasilla y chipotle, tomates, almendras, plátano, nueces, pasas, ajonjolí, clavo, canela, perejil, pimienta, cebolla ajo, tortillas, pollo o carne, y muchos más ingredientes, ¡depende del gusto! 

El chef puede decidir el prepararlo siguiendo una receta, o bien si tiene mucha experiencia y su sazón es popular para todos lo que lo consumen, lo hará a “puñitos”. 

¿Qué significa un puñito? 

De este ingrediente algo y otro de aquel, seguramente le quedará delicioso. 

En la vida de las empresas pasan muchas cosas parecidas a este buen mole, revisemos algunos casos: El buen líder decide motivar a sus colaboradores para que cada quién le entregue toda su pasión y dedicación al nuevo proyecto; requerirá un puñito de pasión y de creer de lo que está hablando, un puñito de motivación, otra pizca de sabiduría, y otro puñito de decir las palabras correctas. 

Mientras el jefe que decide prescindir del colaborador por su mal desempeño, requerirá de un puñito de habilidad para decir las cosas, otro para guiarlo, otro puñito para servir de coaching, y otro para concluir. 

Así como el que decide premiar por su excelente desempeño al otro empleado, requiere ímpetu, energía para trasmitirle, destreza y motivación para que lo vuelva a repetir. 

Aquel vendedor requiere de muchos puñitos de conocer el mercado, a su cliente, su producto o servicio, de qué está haciendo su competencia, puñitos de precios, costos y logística; ah, y un puñito de mercadotecnia, ¡le harán ser exitoso sin duda! 

Aquel que desea escalar en la organización necesitará de un puñito de dedicación, otro de colaboración y de trabajo en equipo, una pizca de pasión por lo que hace, otro puñadito de conocer bien su puesto, y el que le sigue hacia arriba (el que desea), empeño, dedicación, esfuerzo y otro puño de suerte de que exista la vacante. 

O el que desea prepararse bien, necesita un puñito de desear estudiar, esforzarse o hacerlo, demostrar que puede y otro puñito de aplicarlo y demostrar los buenos resultados y que incrementó su eficiencia. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.