• Regístrate
Estás leyendo: La energía que se pierde
Comparte esta noticia
Lunes , 25.03.2019 / 00:13 Hoy

Matriz Energética

La energía que se pierde

Raquel Turrubiates

Publicidad
Publicidad

México sigue apostando al sector energético pese a las grandes dificultades por las que atraviesa el país y el mundo. Sin embargo, las apuestas siguen altas porque los especialistas del sector saben que es parte del ciclo natural. Quizá no volvamos a tener barriles en el orden de los 100 dólares, pero sin duda el mercado se estabilizará, y la empresa productiva del Estado también lo hará.

En este momento Pemex apuesta a las asociaciones para explorar áreas en las que no es competitiva y de hecho ya se están dando las primeras migraciones de contratos aunque a un paso lento.

Con una importante caída en la producción de petróleo y una balanza comercial negativa, sin contar con los problemas regionales como los sucedidos en Oaxaca, que no solo amenazan con desabastecer la zona de gasolina, sino con el cierre de la refinería, una mala noticia para una zona de por sí deprimida.

Además no se ha resuelto el robo de combustibles; aunque ya no se hable de ello, no es un tema resuelto. Este año, durante el primer trimestre, las tomas clandestinas crecieron un 125% con respecto al mismo periodo del año pasado. Según el Instituto Belisario Domínguez, las pérdidas económicas por hurto de combustibles son superiores al presupuesto asignado a la Secretaría de Energía y al que recibe anualmente la Cámara de Diputados.

No solo es Pemex la de los problemas como ya vimos en la pasada licitación de la Ronda Uno; los nuevos jugadores en el sector no siempre están preparados para dar el paso y convertirse en empresas petroleras porque han trabajado como empresas de servicios petroleros.

No solo hay pérdidas en el sector hidrocarburos: aunque la CFE ha reducido sus pérdidas técnicas y no técnicas, deben frenarse. Según los informes del Banco Mundial, México tiene una tasa de 14% de robo de electricidad, una cifra alta si se compara con países como Suecia o Corea del Sur, donde solo se pierde el 7 y 3 % respectivamente.

A la CFE, aunque ha hecho un buen trabajo disminuyendo las pérdidas técnicas y no técnicas, hay que sumarle la cartera vencida de 41 mil 880 millones de pesos que le deben los estados, y el total de la cartera vencida es de 85 mil 321 millones de pesos; las pérdidas en la CFE sobrepasan los 90 millones de pesos, esto solo por consumo ilegal de energía.

Sin duda hay un gran trabajo que hacer en materia de seguridad en el sector energético; mientras no se hable y se atienda el problema, continuaremos perdiendo energía y el sector privado verá con celo al sector por los riesgos que implica en materia de seguridad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.