• Regístrate
Estás leyendo: Golpe de timón a las campañas
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 23:12 Hoy

Nada personal

Golpe de timón a las campañas

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

A casi dos semanas de las campañas electorales extraordinarias, algo tendrán que hacer los estrategas de los respectivos “cuarteles” de los candidatos a gobernador.

Por la gravedad de acontecimientos, particularmente para el puntero en las encuestas, tendrían que llegar al extremo de dar un golpe de timón, en varios sentidos de la estrategia de imagen y mensajes al electorado.

Bombardeados por los misiles de los “alejandros”, Alejandro Armenta y Alejandro Rojas Díaz Durán, la principal oferta de campaña a los poblanos de “reconciliación y paz”, ésta seriamente dañada.

En la percepción de los poblanos, posterior al desgaste por la controversia electoral por el triunfo de la panista Martha Erika Alonso, en julio de 2018, y lo que le siguió con el pleito en tribunales y las manifestaciones de violencia verbal y física, pierde credibilidad el eslogan de campaña de “reconciliación y paz”, cuando lo que ven y oyen son más pleitos y denuncias.

La belicosidad en el lenguaje utilizado por los principales actores políticos en el conflicto interno en Morena, desde los calificativos de “sabandijas” hasta de “traidores”, han minado la credibilidad del mensaje de campaña, ante un electorado que todavía no se recupera del hartazgo provocado por el conflicto poselectoral de 2018.

Lejos de conducir la campaña electoral por el sendero de la reconciliación y la paz, el coordinador de campaña y el vocero del candidato, David Méndez y Carlos Meza, cayeron en la trampa al exigir la “expulsión” de Alejandro Armenta, tanto de Morena como del grupo parlamentario del Senado.

Una y otra demanda, no son del ámbito de competencia ni de sus funciones, sobrerreaccionaron y le causaron un daño adicional a la campaña de Barbosa.

Para los equipos en la competencia electoral, el constante “bombardeo” de ataques políticos, jurídico y mediáticos, como lo describió el propio Alejandro Armenta, contra el candidato de Juntos Haremos Historia, sólo beneficia al PAN y al candidato Enrique Cárdenas Sánchez.

Justamente, es el candidato común del PAN, PRD y MC el más beneficiado, pero ante la falta de campaña de Cárdenas y el nulo conocimiento de él, los votos se pueden ir al partido del abstencionismo, o los capitaliza el PRI.

En el PRI, los estrategas tienen bien medidas las consecuencias del conflicto interno de Morena, lo que le daría una ventaja para posicionar a Jiménez.

pablo.ruiz@milenio.com


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.