• Regístrate
Estás leyendo: 40 y 20
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 02:43 Hoy

Fajadores y estilistas

40 y 20

Martín Eduardo Martínez

Publicidad
Publicidad

Hace una semana le contaba un poco acerca del cuento “Un bistec”, de Jack London, en el que Tom King, un boxeador veterano que había gozado grandes glorias en su juventud y ahora, cansado y un poco derrotado por la vida y el deporte, se enfrentaba sin muchas posibilidades de ganar a un peleador más joven que él, lleno de ímpetu y dispuesto a derrotar a cualquiera. Pues bien, la historia de Tom King y el ascenso-descenso de los pugilistas es una constante entre cuero y sudor y, así como podríamos mencionar varios combates clásicos, podemos hablar también de lo que viene.

El próximo sábado se medirán mutuamente la experiencia y la juventud, encarnados en Manny Pacquiao y Adrien Broner, respectivamente; la expectativa es alta y abierta y el pleito promete una buena función estelar. Sin embargo, la carrera de ambos boxeadores ha sido, en los récords profesionales de cada uno y según la vida activa que han tenido hasta la fecha, imponente y clara, lo que complicaría las cosas a la hora de apostarle a alguno de los dos, de no ser porque la preferencia general le ha dado vida al multifacético filipino.

En una esquina tenemos al veterano Manny Pacquiao con un historial de victorias a prueba de dudas, un fajador asiático que ha probado sus mejores cartas durante poco más de dos décadas derribando a grandes nombres del box y poniendo a tono a muchos otros: Jessie Vargas, Floyd Mayweather, Timothy Bradley, Miguel Cotto, Marco Antonio Barrera, Erik Morales y Juan Manuel Márquez han probado la miel salada que proveen las extensiones sintéticas del Pacman. Una técnica depurada y golpes a la distancia corta, cambio de guardia sin mucho problema, fuerte pegada, disciplina para conseguir el cambio de división y peso y sus múltiples títulos mundiales ponen al de cuarenta años en una posición privilegiada y, por costumbre, como el favorito del público para la siguiente semana.

Del otro lado del ring se encuentra Adrien Broner, viajero de cuatro pesos diferentes, del superpluma al wélter, que encuentra la comodidad también en el cuerpo a cuerpo con una derecha que ha mandado a la lona a gran parte de sus contrincantes en los amateur y lo profesional en los primeros asaltos, y al decir primeros, quiero decir varios, incluso, en la primera vuelta. No obstante esta promesa, tengo que decir que los nombres más pesados son aquellos que le han quitado la tranquilidad al norteamericano. Marcos Maidana y Mickey García, por mencionar a un par, se llevaron momentáneamente lo invicto de aquel durante sus encuentros, siendo en 2017 el último de ellos.

Tom King terminó aquella noche de la pelea muy lastimado, sin fuerzas para caminar, sin dinero y con hambre. Ninguno de los dos en el enfrentamiento de la próxima semana saldrá así, claro está, pero la conclusión es transparente: Pacquiao no tiene nada que perder. Si Broner, por su parte, desea en verdad despuntar ahora y pasar el próximo lustro en marquesinas más codiciadas, tendrá al menos que olvidarse de la cautela y lentitud que se pudo ver en sus últimas peleas. Deseo, como sea, que el tiro sea mejor de lo que creo. Disfrute la temporada 2019 de box. No le quito más su tiempo; haga sus apuestas o vaya a formarse a la fila del líquido superestrella del momento, lo que a usted le convenga más.


mar_mtz89@hotmail.com



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.