• Regístrate
Estás leyendo: “Brilla más, Reynoso”
Comparte esta noticia
Lunes , 18.02.2019 / 07:08 Hoy

Fajadores y estilistas

“Brilla más, Reynoso”

Martín Eduardo Martínez

Publicidad
Publicidad

Óscar Valdez retuvo por quinta ocasión el título pluma de la OMB, dejando en claro ante el italiano CarmineTommasone que en México se sabe jugar limpio y ganar bien. Éste es el primer combate que enfrenta teniendo como entrenador a Eddy Reynoso, el tapatío que buscaba desde hacía años el reconocimiento ante los organismos más importantes como el mejor de su figura a nivel internacional, diploma que en diciembre pasado le fue entregado por el CMB.

Tomassone sabía perfectamente antes de subir al ring que Valdez no era hueso fácil, y sin embargo apuntaló su propio cuerpo lo más que pudo para intentar hacerle daño al mexicano, aunque tardó más en convencerse de su capacidad de pegada que en caer derribado en la lona en la cuarta vuelta, producto de los embates precisos y bien ensayados que el sonorense ofreció en Frisco, Texas, la noche del sábado pasado. La imagen anterior no sería posible sin las muestras de poder que Valdez nos ha regalado en estos casi 36 meses de retenciones consecutivas de su cetro en la categoría de las 126 libras, en las que ha dejado manifiesto que el trabajo realizado con uno u otro entrenador ha sido sólo el complemento necesario para una vocación y bravura genuinas, nacidas en ningún otro lugar que en el barrio. Aun así, es de reconocerse la capacidad arrasadora y visionaria al mismo tiempo de Eddy Reynoso, el entrenador de Guadalajara que tiene también en las paredes de su casa las fotos de un Saúl Canelo Álvarez que se ha coronado campeón diversas veces — entre aplausos y abucheos— en los últimos años, lo que, además de una gran satisfacción (quiero suponer) le ha dejado varios ceros a la derecha en sus balances financieros.

Me queda claro que la carrera de Óscar Valdez está en ascenso y que, como boxeador, se siente preparado y concentrado para los próximos retos, que no serán fáciles si se continúa por la vía recta, pero me preocupa un poco que una trayectoria tan fructífera y con miras tan prometedoras como las de Valdez se vea levemente influenciada por prácticas que se inclinen más hacia el lado de la balanza en el que el sol no llega, verbigracia Canelo y su polémica ruta y valoración. A Valdez le hacen falta peleadores de verdad que estén al tú por tú en el cuadrilátero y que lo hagan sufrir para poder continuar en el camino del recuerdo, tal como hizo con Scott Quigg al derrotarlo sin arrinconarse al sentir la mandíbula rota y, desde su banco, a Reynoso le toca hacer las cosas bien con el muchacho si quiere hacer algo que le permita acercarse al Cuyo Hernández o a Nacho Beristáin, o al menos hacer durar el reconocimiento recién ganado.

Al séptimo round los cruzados, combinaciones y jabs dieron resultado conjunto, convertidos en un upper de derecha que terminó por quitarle la luz de los ojos momentáneamente al italiano y otorgándole de inmediato la victoria por nocaut técnico al mexicano.Así, una marca importante se queda en el calendario de este año para México, para Óscar Valdez y para Eddy Reynoso, esperando que brille más como el buen entrenador que es, antes que dedicarse de lleno a la práctica de ese estilo de promotoría que cabe en un puñado de ligas de plástico.


mar_mtz89@hotmail.com





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.