• Regístrate
Estás leyendo: Construir confianza
Comparte esta noticia
Jueves , 21.03.2019 / 13:22 Hoy

Columna de María Elena Barrera

Construir confianza

María Elena Barrera

Publicidad
Publicidad

Son muchos y muy variados los temas que hoy marcan la agenda política nacional. Desde las manifestaciones de los grupos que insisten en dar marcha atrás a la reforma educativa, las alianzas entre partidos, el debate acerca del uso medicinal de la mariguana, el matrimonio igualitario, incluso la alerta de género que hoy se vive en 11 de nuestros municipios y por supuesto, la aprobación de la conocida ley 3 de 3.

En medio del contexto político estatal y nacional, ¿qué debemos reflexionar? De entrada, tanto del servicio público, como el caso de las alianzas, concibo que el fin último es servir. Sin embargo, en relación a éstas últimas, me parece que no se requiere de una alianza cuando se tiene firme una forma de pensar, una plataforma; la alianza, ante la incredulidad y la falta de confianza de los ciudadanos pareciera, por parte de los institutos políticos, sólo estar motivada por la obtención del poder.

Creo que lo que la realidad nos demanda, lo que tenemos ante nosotros en función de lo que hemos vivido en los últimos años, es un llamado a trabajar con la gente. Algo muy importante que no debemos descuidar, es que la gente quiere, siguiendo el concepto, es políticos ciudadanos, "de tierra" como coloquialmente se le llama, servidores públicos que se muestren ante todo, como seres humanos, sensibles a causas comunes.

Me parece que esa es la exigencia, y cuando el fin último es servir a la gente, debe dejar de existir incongruencia. No me explicaría –ya en el ejercicio de una responsabilidad gubernamental–, cómo se podría gobernar cuando se tienen diferentes ideologías, pensamientos incluso, contrarios. Debemos tener congruencia entre lo que se dice, lo que se hace, y lo que se compromete.

Esto es lo que nos tiene que convocar en un gran acuerdo nacional a quienes queremos a México; para nuestra gente, nuestras familias, queremos que se disminuya esa gran brecha de desigualdad y pobreza e impunidad que hoy permanecen.

Tenemos que darle un piso mínimo a nuestra población y generarle las condiciones necesarias para mejorar su calidad de vida. Con la creación del Sistema Nacional Anticorrupción podemos tener la certeza de que estamos construyendo el camino correcto.

Pero la gran pregunta que hoy nos queda por responder, es saber si solo es tarea del gobierno y del Congreso acabar con la corrupción. Yo creo que no ssolamente es tarea del gobierno, y que no solo la ley nos garantizará acabar con ella. Lamentablemente la corrupción invade todas las esferas de nuestra convivencia y requerimos de un gran compromiso de todos, para desterrarla. Hoy estamos aquí.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.