• Regístrate
Estás leyendo: El juego de las amenazas creíbles
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 13:09 Hoy

A puerta cerrada

El juego de las amenazas creíbles

Marcela Gómez Zalce

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

El poder no corrompe; el poder desenmascara. La comunicación es el espacio en el que se construyen las relaciones de poder, y si poder es algo más que comunicación y viceversa, quienes construyen y ejercen relaciones de poder pretenden en el fondo modificar las relaciones sociales influyendo en la mente colectiva. Internet ha venido a cambiar el paradigma de la comunicación y Trump es pionero en la alteración del uso del lenguaje y la emisión de mensajes que se vuelven amenazas creíbles en lo que parece ser un perverso juego para someter a quienes considera enemigos o adversarios.

El mensaje es la persona, de tal manera que el mensaje es siempre Trump y el foro público es su cuenta personal en Twitter. Ahí coloca su agenda, donde tiene audiencia y el personaje de la narrativa es él mismo. La estrategia de poder es el conflicto adoptado en temas domésticos y nuevamente en su agenda de política exterior hacia México en un proceso dinámico que no suma, sino divide con ese envío colérico de mensajes a través de ese pajarillo azul donde acusa a los “enemigos del pueblo” y los medios de comunicación acusados de ser chivos expiatorios a los que hay que demonizar y humillar de forma constante.

Montado en la polarización política Trump gana radicalizando. La celebración de su “exoneración total” por el rusiagate le ha dado oxígeno para ir en pos de su reelección y México será el epicentro de su conservadurismo ramplón para la negociación de los conflictos alrededor de la migración.

López Obrador aprenderá una amarga lección al no levantar la voz para contener el peligro latente que representa la volatilidad de Trump en los hechos que derivan de su lenguaje como estrategia de conflicto.

La amenaza creíble del cierre de la frontera tendrá consecuencias de pronóstico reservado. En medio de la tensión causada por la migración (des)ordenada además se respira incertidumbre en la firma del T-MEC.

Lejos quedó el ambiente de la “cena de amigos”, que nunca fue de amigos sino de puntuales mensajes que se trataron de ocultar banalizando la reunión bilateral.

Hoy el mundo entero observa al gobierno mexicano, a los excesos, la prepotencia y las amenazas de nuestro vecino, ni más ni menos, que en tiempo real.

@GomezZalce


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.