• Regístrate
Estás leyendo: Los verdaderos agentes de cambio
Comparte esta noticia
Lunes , 22.04.2019 / 18:02 Hoy

Columna de Luis Durán

Los verdaderos agentes de cambio

Luis Durán

Publicidad
Publicidad

Alejandro fundó BioGenera AC, una asociación civil que colabora en la formación científica de estudiantes en educación básica en México. En nuestro país, 48 por ciento de los niños mexicanos no cuenta con las habilidades básicas en ciencias al salir de secundaria, según la prueba PISA de la OCDE. Esto genera un rezago en las vocaciones científicas. BioGenera AC realiza actividades de divulgación, apropiación de la ciencia y formación de habilidades científicas enfocándose particularmente en los sectores más lastimados de nuestra sociedad. Mediante una metodología de juego, atraen el interés de los beneficiarios y les acompañamos en su proceso. Karina Yazmín creó Lady Meche, una organización que implementa estrategias y proyectos de intervención social con las mujeres inmersas en el comercio sexual en el barrio de La Merced, teniendo como objetivo principal reducir los daños psicosociales en las mujeres que viven esta realidad y que afectan sus condiciones físicas, emocionales y mentales. Javier Alejandro diseñó una prótesis robótica de brazo que permite reducir el tiempo de reparación y de fabricación, así como su costo, y de esta manera poder ser más accesible para los usuarios. ¿Qué tienen en común estos proyectos? Que surgieron de la mente y el trabajo de jóvenes mexicanos preocupados por construir un mundo mejor, y que por su potencial para transformar positivamente su entorno, han sido galardonados con el Premio UVM por el desarrollo social, los dos primeros casos, y el Premio Unitec a la Innovación Tecnológica para el Desarrollo Social, en el tercero.

El objetivo de estos premios es exaltar la labor de los innovadores mexicanos jóvenes que han logrado emprender iniciativas de alto impacto para sus comunidades y para el medio ambiente. El galardón identifica, reconoce y apoya a los jóvenes que están provocando cambios positivos a su alrededor a través de la divulgación de sus proyectos, apoyo económico, capacitación y vinculación al entrar en una red de ganadores compuesta por jóvenes de todo el país.

A la fecha, la UVM ha seleccionado a 180 ganadores y la Unitec 23; en conjunto estos proyectos benefician a más de 200 mil personas. A lo largo de estos años, se ha comprobado que invertir en los emprendedores sociales que ya tienen proyectos con resultados comprobados, es redituable, pues 83 por ciento de los ganadores del Premio UVM continúa sus proyectos, y más aún, para 72 por ciento de estos jóvenes, los proyectos sociales constituyen su principal fuente de ingreso. Es decir, no es un pasatiempo pasajero sino que es una forma de definición de su plan de vida y carrera. Son proyectos que benefician a la sociedad y al medio ambiente, al tiempo que les permiten vivir de ese emprendimiento y generar empleos. Son también fuente de inspiración para otros jóvenes que tienen la inquietud de dedicarse a este campo para impactar positivamente a sus comunidades.

Frente a los grandes desafíos que nos aquejan en México y en el mundo, este tipo de proyectos comprueban que los jóvenes están ejerciendo su potencial de liderazgo como nunca antes para enfrentarlos de una forma creativa. A través de sus ideas, su energía, su idealismo y su capacidad para asumir riesgos, las nuevas generaciones han demostrado que pueden desarrollar soluciones innovadoras que tienen un alto potencial transformador. Basta mirar la reacción de los jóvenes mexicanos frente a los recientes sismos, para dimensionar su capacidad de movilización y su solidaridad. Combinar estas mentes creativas y emprendedoras, con las habilidades necesarias para canalizar y escalar sus ideas, es la fórmula perfecta para una verdadera transformación social.

*Presidente y director general de Laureate y de la Universidad del Valle de México

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.