• Regístrate
Estás leyendo: A mis soledades voy
Comparte esta noticia
Sábado , 23.02.2019 / 22:17 Hoy

Desde mi rincón

A mis soledades voy

Luis Augusto Montfort García

Publicidad
Publicidad

Quien sea que guste de la poesía, habrá escuchado alguna vez los versos qué, precedidos por el título de estas líneas, conforman la primera estrofa de un romance que es parte de la obra “La Dorotea”, del poeta y dramaturgo español Félix Lope de Vega: “A mis soledades voy / de mis soledades vengo / porque para andar conmigo / me bastan mis pensamientos”.

Como puede apreciarse, hay implícito en ellos ese sentimiento árido de soledad, que desde siempre ha atormentado al hombre y que en su momento, años antes de escribir La Dorotea”, torturó también el alma del llamado Fénix de los ingenios, como resultado de la pérdida de su primer gran amor, Elena Osorio, quien influida por sus padres, descartó a Lope para casarse con un hombre rico, lo que llevaría al Fénix a publicar un cuarteto que bien puede aplicar a cualquier época: “Una dama se vende a quien la quiera. / En almoneda está. ¿Quieren compralla? (sic) / Su padre es quien la vende, que aunque calla, / su madre la sirvió de pregonera”.

En su larga y azarosa vida (poeta, dramaturgo, secretario de nobles, militar y sacerdote) no pocas veces se vio envuelto en procesos judiciales como resultado de sus incontables relaciones amorosas (por el cuarteto de Elena paró en la cárcel), así como en duelos literarios con otros escritores, como con Cervantes, quien a pesar de su rivalidad, alguna vez le reconoció su extensa y prolífica obra literaria al llamarlo “Monstruo de la naturaleza”.

Pero tal vez, el eje sobre el que giró la vida de ese genial “monstruo”, fueron el cuerpo y el alma de la mujer, como él mismo lo declara a los 54 años en su texto: “Yo estoy perdido… por alma y cuerpo de mujer… porque no sé cómo ha de ser ni durar esto, ni vivir sin gozarlo”.

Autor de más de 1000 obras (1800 dicen algunos) entre sonetos, poemas, epopeyas, comedias y novelas, a los 70 años publica La Dorotea, novela en la que se hace patente la huella indeleble del dolor que una mujer dejó 45 años antes, en el alma del Fénix de los Ingenios.


lamontfort@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.