• Regístrate
Estás leyendo: La bomba de tiempo en el paso deprimido
Comparte esta noticia
Viernes , 15.02.2019 / 19:48 Hoy

Empatía Popular

La bomba de tiempo en el paso deprimido

Joaquín López

Publicidad
Publicidad

Creo que solo basta el sentido común para entender cuándo una acción, situación o momento, no es el adecuado para echar a andar, en este caso, una mega obra como el Paso Inferior Vehicular San Pedro, en la Avenida Hidalgo de Tampico.
Y hay que decirlo tal cual, fue la misma presión de la ciudadanía, y sobre todo del sector empresarial, lo que obligó a la pronta apertura de la estructura vial de casi 140 millones de pesos, el pasado mes de diciembre del 2018.
La situación ha sido tal que a dos meses de su apertura, hay dos detalles que han saltado a la vista de la población, en particular porque no son para nada unos “pequeños detalles”.
No sabemos si se tomó en cuenta que la zona de este paso deprimido es un sector de cruce de escolares, así como de pacientes de un hospital y una oficina de trámites del Instituto Mexicano del Seguro Social.
El sentido común nos dicta que para poder ayudar a reducir el riesgo que correrían las personas al momento de cruzar la congestionada avenida, era necesaria la construcción de un puente peatonal. No había mucha ciencia, era inevitable que se hiciera.
Pero no fue así. La avenida abrió y se elevó el peligro para quienes tienen que correr casi literalmente entre banquetas para llegar a un lado y otro.
Si a esto le sumamos que por parte de la ciudadanía no hay una cultura del respeto de la vialidad, pues la única forma de pasar de forma segura es desde la esquina del Club de Leones, sin embargo la pereza, o la urgencia, es mayor para poder llegar a clases o a la cita con el médico. No se toma en cuenta la vida misma. Es una bomba de tiempo.
Ahora, también fueron colocados unos reductores de velocidad justo antes de ingresar por el paso inferior, con el motivo de bajar la carrera de los automovilistas que llegan a alcanzar hasta los 100 kilómetros por hora en esa pendiente.
Y es que según el área de Ingeniería Vial de la Secretaría de Tránsito en Tampico, luego de un estudio, determinaron como obligada la colocación de estos aditamentos, ya que los topes están prohibidos en esta arteria, que se supone debe ser una vía rápida.
Si vamos a ser estrictos con los estudios de vialidad, para empezar, ¿era necesario un paso inferior en ese sitio? Pues no hemos visto una justificación real de este relumbrón. _

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.