• Regístrate
Estás leyendo: Dante en el infierno del nanananana
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 18:22 Hoy

Dante en el infierno del nanananana

Publicidad
Publicidad

Todo indica que, ante la inminencia del despido, el círculo cercano al dotor Mit decidió tomarse su medicina contra la dispepsia, una buena dotación de Ribotril, Xanax (que desinflanax el mal humor) y terapias corrosivas de inteligencia emocional para no dejarse llevar por la muina, pues el nuevo spot del ex secre de Hacienda, que niega ser padre del gasolinazo, es toda dulzura, comprensión y atingencia. Un dechado de buenos propósitos, llamado a la pacificación y la cordura entre los precandidatos de buena voluntad, en un tono conciliador y alivianado que contrasta con sus mensajes anteriores, que parecían ideados por el Nuño Artillero y JJ Rendón (que dice que no trabaja con el PRI, qué raro), pero en tachas.

A lo mejor bajo ese mismo espíritu el mismísimo Javier Lozano le bajó tres rayitas a sus estridencias soviéticas, se sometió al tratamiento Hannibal Lecter e incluso resistió la tentación de aceptar el reto de Dante Delgado —otro claro ejemplo de que la neurosis es de quien la trabaja—, para debatir a dos de tres insultos sin límite de verbo en el programa radiofónico de Denisse Maerker, Atando cabos. Gente malvada dirá que le hizo agua la canoa cuando en realidad ha sido objeto de un exorcismo político para que aprenda a controlar su lógica del “copelas o cuellos”.

Reconozco que nos quedamos frustrados aquellos a los que nos gustan las peleas callejeras, porque de haberse dado este encuentro de dos mundos lo más probable es que hubiéramos atestiguado un espectáculo noblemente barriobajero.

Habría sido bonito. Casi tanto como los spots del Pony, que tienen a una niñita que carece del carisma del niño Wawis y que remata con una frase ponchadora: “No seas tronco, vota por El Bronco” . Esta clase de ingenio no se ve todos los días. O que solo se puede comparar con el de Chesarito Duarte, que se la pasa bomba en Miami según dicen los que saben (BloodyMiami, diría Tom Wolfe, donde te puedes encontrar lo mismo a los Stefan que a la Arrabales o a la Gaviota), mientras en México se pelean por su persona el góber Corral y la Fepade, y en el gobierno federal se preguntan por qué no se escondió en un agujero profundo y negro como su suerte. Digo, no por un tema electoral, como bien afirma Navarrete Prida (que apañen al ex góber de Chihuahua y que se revelen, entre otras cosas, las triangulaciones y la empresas fantasma para favorecer las campañas del PRI no afectaría de ninguna manera la decisión de los votantes), sino porque una linda personita con esa talla moral tendría que encontrar un refugio contra la insidia un poquito más chic y glamuroso.

Como quiera que sea y ahora que lo pienso, Dante Delgado es quizá un poco más perverso, pues estoy seguro de que a la batalla final llevaría al niño Wawis a cantar con Ricky Ricón la del “Movimiento naranja” hasta dejarle la cabeza a Lozano como Limón partido.

El Dante en el infierno del “nananana”.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.