• Regístrate
Estás leyendo: Sueños Guajiros
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 03:42 Hoy

Cambio y Fuera

Sueños Guajiros

Jaime Marín

Publicidad
Publicidad

Desde que los humanos pululamos sobre la faz de la tierra, los sueños nos han fascinado y hemos tratado de encontrarles significado. La pretendida interpretación de los sueños ha estado presente a lo largo de la historia, desde los pueblos primitivos hasta el psicoanálisis.

En ocasiones nuestros sueños nos parecen reales, podría significar que nuestro inconsciente intenta decirnos algo.

Las pesadillas son sueños angustiosos en los cuales nos domina el miedo.

Basados en los sueños hemos “inventado” frases que se han vuelto comunes: la casa de tus sueños, la novia de tus sueños, el coche de tus sueños… frases que reflejan un anhelo persistente.

La antítesis de las frases anteriores es: ni soñarlo, lo cual nos ubica en algún asunto que suponemos inalcanzable.

Los sueños dan cabida a fantasías, que consisten en imaginar que las cosas son distintas de como realmente son: soñar despierto.

Una vez más, la proximidad de las elecciones ha puesto a soñar despiertos a los mexicanos (y a las mexicanas, diría Fox), éste sí es el bueno –suponemos--. Ahora sí se hará realidad el anhelado sueño de tener un presidente digno de confianza. Ahora sí nuestro sueño se hará realidad. Ahora sí seremos un verdadero país democrático; con funcionarios públicos capaces, honestos. No más saqueos, ni corrupción, ni impunidad… pesadillas que hemos padecido durante más de 80 años.

No solamente la gente decente sueña, también los políticos. Ahora mismo, miles de ellos están soñando, algunos con la presidencia, otros con una gubernatura, otros más con una senaduría… y ahí la llevan. Al final de cuentas, soñar no cuesta nada. En el supuesto de que algunos hagan realidad sus sueños, su objetivo es beneficiarse lo más que se pueda mientras no los despierten con una orden de aprehensión, lo cual sería un sueño frustrado.

En pocos días, tres de cuatro pretensos que se han prestado al “juego” del dedazo, verán sus sueños rotos. Así es la grilla en el tricolor, el designado estará apoyado con millones y millones de pesos para su campaña. Los otros tres se irán a sus casas. Las posibilidades de que su designado llegué a la presidencia son remotísimas, debido a los antecedentes de su jefe, la falta de credibilidad en su partido y su devaluada imagen.

Mientras tanto, “No se despisten”.

La vida es un sueño y los sueños, sueños son: Calderón de La Barca

jaimemarinsr@jmarin.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.