• Regístrate
Estás leyendo: El No naranja a la presa El Zapotillo
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 13:54 Hoy

Radar

El No naranja a la presa El Zapotillo

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

Casi un mes después de que el Gobernador Jorge Aristóteles Sandoval presentó el estudio que contrató a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) y del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), que esgrimió para optar por la Presa de Arcediano con una cortina de 105 metros, el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, dio a conocer ayer la postura del partido Movimiento Ciudadano, que se opone a una cortina de esa dimensión, a la inundación de Temacapulín, y al trasvase a León.

A partir del análisis del mismo documento de la UNOPS, Alfaro expuso que el agua del Río Verde es insuficiente para compartirla con Guanajuato, por lo que los diputados de su partido Movimiento Ciudadano, no dejarán pasar en el Congreso un nuevo convenio para autorizar la presa con las características que pretende el gobierno estatal y federal, además de que iniciarán una controversia constitucional contra la cesión de servidumbres de carreteras a la empresa Abengoa para la construcción del acueducto de Cañadas de Obregón a la ciudad de León.

Este posicionamiento tiene, desde luego claros componentes políticos que salieron, entre otros momentos, cuando llamó al gobernador "a sumarse en la lucha por los intereses de Jalisco", a no traicionar a los pobladores de Temacapulín, pese a las presiones del gobierno federal.

En los cálculos naranjas la rentabilidad política de la oposición a este proyecto bien vale la pena pese al riesgo de aparecer ante algunos sectores como los que dinamitaron de nuevo la posibilidad de traer agua adicional a Guadalajara luego de más de tres décadas de intentos fallidos.

Esta amenaza se delinea incluso con sus naturales aliados del Observatorio Ciudadano del Agua, que aglutina principalmente a los usuarios agroproductores de Los Altos que ayer recibieron con abierta simpatía el anuncio de Alfaro, pero que ven con desconfianza el apoyo y la cercanía de este grupo político con el sector de ingenieros que ven como única opción de gestión del agua la construcción de presas.

De cualquier forma, el partido Movimiento Ciudadano tomó así la palabra al gobernador de debatir y revisar a fondo el estudio de la ONU antes de descartar alguna otra solución que salve a Temaca, y esa es una buena noticia. Habrá que ver qué les responde más allá del comunicado del gobierno estatal con el que reaccionó ayer donde aseguran que defenderán el agua que corresponde a Guadalajara y a Los Altos, con la exigencia del 76 por ciento del caudal, y que garantizarán que se asiente en el convenio hacer la infraestructura para que el agua llegue a Los Altos y a Guadalajara antes de "que llegue una gota de agua a Guanajuato". Veremos.

jaime.barrera@milenio.com
twitter: @jbarrera4

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.