• Regístrate
Estás leyendo: El amor verdadero
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 04:23 Hoy

Susurros...

El amor verdadero

Irma Vela

Publicidad
Publicidad

“Un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancia. El hilo se puede torcer, estirar o contraer, pero nunca romper”, la leyenda del hilo rojo del destino, hace referencia a la unión de dos seres por medio de un hilo rojo, que traspasa el tiempo y la historia.
Hace años me comentó una señora que al estar en la iglesia casándose, al ver a su futuro marido, pensó que algo muy grande y muy bueno había hecho en su vida, para casarse con un hombre tan perfecto; al principio de su matrimonio se dio cuenta de que ese hombre virtuoso con el que se había casado, simplemente, había desaparecido y en su lugar se encontraba un hombre normal, con mil detalles.
¿Qué hace que las parejas terminen? ¿Dónde queda el amor? o será ¿Qué el amor es sólo un intercambio de neurotransmisores y hormonas? y la dopamina, serotonina, oxitocina y todas las substancias químicas, en su combinación correcta nos llevan a dar un incontrolado “sí” al destino, desafiando a todos, hasta la comezón del séptimo año.
Muchas son las variables que se involucran para estar enamorado, la energía propia de la persona, la eterna búsqueda de la perpetuidad de la especie, la conveniencia, la soledad, la necesidad, son algunas de las circunstancias por las cuales uno da el tan deseado: “si”.
Sin embargo, cuando hablamos del amor, cuando se han pasado las pruebas, las situaciones difíciles, los dimes y diretes en una relación, nos damos cuenta que el amor verdadero crece en la adversidad, en las malas, en las duras y en las requeteduras, como diría John Greene: “El amor verdadero nace en los tiempos difíciles”.
Muchas relaciones se terminan cuando ya no se siente la mariposa en el estómago, sin darnos cuenta, que el amor evoluciona, las emociones que se sienten al principio se modifican.
Existen casos de personas que son adictos a “estar enamorados”, es decir, a sentir el cosquilleo, la emoción, la chispa, que posteriormente se apaga cuando pasa el tiempo.
La realidad, el trato diario, incluso la rutina, son los enemigos del amor, se presentan en todo momento, a todas horas, trayendo aburrimiento a una relación; alguien que lleva muchos años en su matrimonio me comentó una vez: es que me volvió a contar el mismo chiste, son tantos años escuchando lo mismo…
Una pareja que vivió el amor a todo su esplendor fueron Octavio Paz y María-José Tramini, estuvieron juntos y se complementaron, su amor traspasó las fronteras, el tiempo y la historia.
En una ocasión iban juntos en el avión y la aeromoza le pidió a Marie-José que contestara un cuestionario, la pregunta decía: ¿Ocupación? Marie José pensó: ¿empleada? ¡no, no soy empleada! ¿artista? no, me falta, así que le preguntó a su esposo: Octavio, ¿Que soy? ¿Cuál es mi ocupación? Octavio contestó: ¡musa, eso eres! Marie-José muy contenta dijo: sí, soy musa.
Para elegir a la persona correcta tomemos en cuenta el comentario de Frida Kahlo: “Escoge una persona que te mire como si fueras magia”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.