• Regístrate
Estás leyendo: Derechos humanos ¡qué puto caos...!
Comparte esta noticia
Lunes , 22.04.2019 / 21:26 Hoy

El desmenuzadero

Derechos humanos ¡qué puto caos...!

Erik Vargas

Publicidad
Publicidad

“Usted no opine, es hombre”, exclama la feminista, y éste responde “sexista”.

Un diálogo común a casi dos décadas del siglo XXI, en los límites de la tolerancia y el hartazgo, fundamentada en el debate feminista donde un hombre puede ensuciar la visión de la lucha de la mujer por sus derechos, o donde esta columna puede incluso ensuciar la visión de su concepto de equidad, que sin embargo, desde el puro significado de la palabra, es necesario.

Junto a equidad, conceptos como discriminación, marginación, paridad, xenofobia, inclusión, pululan la vida diaria, las calles, las pancartas, las sobremesas, los congresos, la virtualidad de la red social, sin acabar de cimentar en el entendimiento colectivo qué son los derechos humanos, ni aún en la máxima del hoy tan de moda Benemérito de las Américas.

Mi reflexión inicia en el feminismo por la reciente efeméride del Día Internacional de la Mujer, pero los conceptos enumerados, hablan de todo tipo de violaciones toleradas a los derechos humanos en un montón de debates de ideologías y costumbres, como otro que se desprende de la lucha del mal llamado sexo débil: el aborto.

Lleno en las afrentas legislativas del mundo, el conservadurismo que defiende “la vida desde la concepción” y se recalcitra con “el derecho de la mujer sobre su cuerpo”.

O recientemente la respuesta de la ocasionalmente incongruente RAE a un usuario sobre una palabra incómoda hasta en un estadio de futbol por ser discriminativa: “ En ese registro juvenil de España, además del adverbio «putamente» (‘muy’: «putamente mal»), se registra el uso de «puto» como prefijo intensificador”.

Esa entre otras concepciones de una palabra debatida por un enorme círculo que también pelea por sus derechos y contra las violaciones de estos.

Incluso la increíble estupidez de Manuel Huerta Ladrón de Guevara, súperdelegado federal en Veracruz que en la controversia gubernamental sobre las instancias infantiles dijo “que puede ser una estancia o pueden optar por su familiar o una persona así tipo (Alfonso) Cuarón, que lo cuidó una muchacha y miren, sacó hasta un premio Oscar, para que vean que sí funcionan las Yalitzas” que sobreexpone el clasismo mexicano, la segmentación y marginación. Qué puto caos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.