• Regístrate
Estás leyendo: Correos del lector
Comparte esta noticia
Viernes , 15.02.2019 / 23:44 Hoy

Correos del lector

Correos del lector

Editoriales

Publicidad
Publicidad

Elección del rector en la UdeG

El Consejo General Universitario (CGU), elegirá el próximo miércoles 6 de febrero al nuevo rector general de la universidad de todos los jaliscienses.

Todo parece tener un orden democrático, pero la elección no es más que una verdadera simulación. El CGU recibe órdenes de los principales operadores del famoso “G4”, de tal manera que toda esta manipulación del voto de cada uno de los consejeros constituye, en los hechos, una farsa.

La forma de gobierno en nuestra institución es sin duda desde hace más de tres décadas unipersonal, sostenida por un clientelismo de una alta burocracia privilegiada y un corporativismo venal: un sindicalismo académico y administrativo patronal o “blanco”, y una Federación de Estudiantes Universitarios, incluyendo al CGU. Los profesores no podemos elegir ni siquiera al Jefe de Departamento.

Todos los candidatos a la rectoría general prometen muchas cosas, algunas ciertamente loables, pero ninguno se atreve a hablar de la necesidad de una necesaria democratización para poder cumplir con sus proyectos universitarios.

Alguno de los candidatos, propone que la universidad esté más vinculada a los sectores empresariales, una visión acorde con el neoliberalismo y con una visión de la educación mercantil.

Para cumplir con las funciones sustantivas de nuestra institución se requiere necesariamente de una profunda y sólida estructura democrática que rompa los candados políticos que impiden una efectiva participación de su comunidad en la solución de sus problemas internos. Se requiere desterrar, principalmente, todo el aparato de control corporativo y sea la propia comunidad universitaria la que decida el destino de nuestra institución educativa para beneficio de la sociedad jalisciense y de su juventud.

El Colectivo de Reflexión Universitaria se pronuncia por un nuevo ethos universitario, por el derecho universal a la educación pública superior; por la dignificación del trabajador académico y administrativo. Es urgente que la comunidad universitaria reivindique un Congreso Universitario Democrático, del cual emane una Reforma Universitaria para establecer prioritariamente lo académico y realizar efectivamente las tareas sustantivas de una verdadera universidad pública. Otra visión y misión de la UdeG es necesaria, deseable y posible.

Jaime Arias Amaral





Huachicoleo oficial

Juntando piezas que llegan de aquí y allá podemos llegar a la conclusión que el huachicoleo oficial era un negocio redondo que haría palidecer a los jeques árabes, han encontrado tomas clandestinas dentro de las instalaciones de Pemex que evadían el conteo oficial, una especie de “diablito” de gasolina, que terminaba fuera de las instalaciones de la refinería donde llenaban las “pipas pirata institucionales”.

También se aprovechaban de los diferenciales de pérdidas por evaporamiento permitidos en el papel calculado en 12% y el real que ronda en el 3%, aprovechando lo anterior altos funcionarios de Pemex podían ofrecer a los empresarios gasolineros la venta de pipas fuera de la facturación oficial , sin impuestos a precio de 14 pesos, toda una red de corrupción institucionalizada que incluía a jefes sindicales, altos funcionarios, trabajadores sindicalizados y empresarios gasolineros, toda una mafia que se repartía la increíble cantidad 70 mil millones de pesos al año. Es hora de actuar contra esta mafia, caiga quien caiga y recuperar miles de millones que pertenecen al pueblo.

José de Jesús Ornelas Jiménez



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.