• Regístrate
Estás leyendo: Los muertos de la Guardia Nacional
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 04:30 Hoy

Duda razonable

Los muertos de la Guardia Nacional

Carlos Puig

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

Ayer salió el nuevo corte de incidencia delictiva que publica el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Los números son de horror. En promedio, 91 víctimas de homicidio doloso cada día de enero 2019. Noventa y uno. Dieciocho por ciento más que en enero del año pasado, que ya era malo.

Tres estados (Jalisco, Guanajuato y Baja California) concentran la cuarta parte. Lo de Baja California, que es, sobre todo, Tijuana, casi nueve por día en promedio. De miedo.

Si aumentamos tres estados más: CdMx, Guerrero y México, ahí están la mitad de todas las víctimas de homicidio doloso de enero.

Nunca me gustó aquello de los muertos de Calderón o los de Peña ni ahora los de López Obrador. Pero si creo que, si aquello fuera cierto, bien se podría decir que estos son los muertos de lo que ahora quieren llamar la Guardia Nacional.

De todos los argumentos que hemos escuchado en las últimas semanas contra la Guardia Nacional tal y como la concibe el gobierno federal, hay uno que me parece el más difícil de rebatir, de hecho, es el que no han podido rebatir.

Si la Guardia Nacional son soldados, marinos y policías federales, ¿cuál es el cambio? Eso es exactamente lo que sucedió desde 2006, cuando Calderón comenzó su guerra, y después con Enrique Peña Nieto y la manera en que se está combatiendo el crimen en estos primeros dos meses y medio de gobierno.

En los terribles años 2010 y 2011, por ejemplo, llegó a haber 60 mil soldados desplegados en el país, más unos 20 mil federales y algunos miles de marinos…

En marzo del año pasado, cuando López Obrador estuvo con nosotros en MILENIO dijo lo siguiente hablando de la Guardia Nacional: “hay mucha descoordinación, entonces lo que vamos a buscar es actuar de manera conjunta, y va a haber formación policiaca, militar, para la seguridad, más que para la defensa…”.

El discurso no ha cambiado, lo diferente es que él atiende el asunto y que ahora se coordinarán. Coordinación, la palabra consentida del sexenio pasado para lo de seguridad.

Todos queremos que estos números empiecen a bajar. Pero en la discusión de hoy en el Senado, por favor, sin simulación; la receta es la misma, más allá del nombre, cruzando los dedos para que ahora sí haga efecto.

@puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.