• Regístrate
Estás leyendo: ‘Un poquito tuyo’ y mi taller
Comparte esta noticia

El pozo de los deseos reprimidos

‘Un poquito tuyo’ y mi taller

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Si de algo sé en la vida es de series y de telenovelas. Desde que nací he visto todas las que he podido, las he estudiado, las he criticado y hasta he colaborado en varias producciones. No es lo mismo Game of Thrones que Ringo, pero Game of Thrones y Ringo merecen respeto, atención, promoción y análisis.

¿Por qué le estoy escribiendo esto? Por dos razones.

Primero, porque el próximo martes voy a iniciar mi Taller de Crítica de Series en la Fundación Elena Poniatowska en Ciudad de México y le juro que voy a hacer algo muy especial para quienes vayan sin importar si son estudiantes, periodistas, actores o fanáticos.

Por favor métase ya a las redes sociales de esta fundación para que obtenga toda la información necesaria y en caso de que usted viva en algún otro lado y se quiera llevar el taller, escríbame a mis redes y con gusto platicamos. Pero yo le hablaba de dos razones, ¿cuál es la segunda? Un poquito tuyo, la nueva producción original de Imagen Televisión que desde la semana pasada se transmite en ese canal de televisión abierta privada nacional.

Le voy a hacer una confesión muy personal: yo, como millones de mexicanos, tengo un paladar particularmente exigente a la hora de las telenovelas. Se lo decía hace rato, he visto tantas, en tantas versiones, de tantos países, que para que algo me guste en términos personales es porque en verdad se trata de una apuesta interesante, atractiva.

Un poquito tuyo no me gusta, me encanta. Le doy mi palabra de que no me he perdido una escena desde que comenzó (la veo grabada todos los días en la madrugada) y estoy convencido de que es de lo mejor que se ha hecho en la joven historia de Imagen Televisión.

¿Por qué? Porque al igual que Mi marido tiene más familia, de Televisa, es una propuesta que nos remite a la tradicional telenovela mexicana: familiar, fresca, blanca, tranquila. Aquí no hay violencia, vulgaridades ni broncas interculturales. Hay amor, humor y valores. Es un concepto muy recomendable.

¿Entonces por qué sus números no son como los de Las Estrellas o Azteca Uno?

Porque Imagen Televisión apenas está comenzando en el mercado, porque su programación de telenovelas ha sido un tanto inconstante y porque en televisión abierta la clave del éxito son los hábitos y costumbres. ¿Qué hábito pueden tener las familias mexicanas de sintonizar Imagen Televisión a las 19:30 si esa señal antes no existía, si esa barra programática antes tenía otra clase de contenidos?

A pesar de esto, Un poquito tuyo es un cañonazo dentro de los estándares de Imagen Televisión, tiene un reparto increíblemente bueno que incluye a enormes figuras como Marjorie de Souza, Jorge Salinas y Lorena Herrera, y tiene una historia que ofrece mucha certeza.

¿Cuál? La de Tío Alberto (Tv Azteca, 2000), la de Nosotros los nobles (Alazraki Films, 2013), la de El gran calavera (Ultramar Films, 1949).

Es el lugar común de los lugares comunes: ricos que tienen que vivir como pobres, pero muy ligerita, simpática, bien actuada y bien producida. Esto se traduce en confianza, hace que la gente se ría, que suspire, se recree la pupila y sea feliz.

Luche por ver Un poquito tuyo en Imagen Televisión. Le va a gustar. De veras que sí.

alvaro.cueva@milenio.com


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.