• Regístrate
Estás leyendo: Una generación con las velas encendidas
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 22:38 Hoy

Una generación con las velas encendidas

En México, los jóvenes fundadores de "startups" como Heartbest Foods, Franquicias Máster y Vezi son ejemplos de la pasión por emprender que llevan en los genes los llamados "millennials".

Publicidad
Publicidad

Son las siete de la noche, la cordura parece ser una característica ajena entre los empujones y gritos de los usuarios del Metro; entre el barullo resalta una conversación que señala amargamente las carencias que enfrentan los jóvenes, que según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México son alrededor de 36 millones. Se trata de la generación millennial, nacida entre 1980 y 2000.

Basta echar un vistazo a los tripulantes para encontrar que la mayoría se distingue por tener rostros jóvenes, lo que corrobora los datos del Inegi, que dicen que casi una tercera parte de la población mexicana es millennial.

Entre tanta amargura sobresale un importante punto: esta generación ha vivido en carne propia la transición al mundo digital, lo que hoy domina el entorno.

“Debemos ver a los jóvenes no como botellas vacías que hay que llenar, sino como velas que hay que encender”, decía el escritor Roberto Chafar.

Una vela que se caracteriza por su intenso candor es el estandarte de los millennials, Mark Zuckerberg, quien revolucionó la forma de interacción social. Según Forbes, posee una fortuna de 56 mil millones de dólares, colocándolo en el puesto número cinco de los millonarios del mundo, solo por debajo de viejos lobos de mar como Bill Gates, Jeff Bezos, Warren Buffet y Amancio Ortega.

Entre los jóvenes que están redefiniendo la percepción del mundo y los negocios están Evan Spiegel (Snapchat), Brian Chesky (Airbnb), Frank Wang (DJI Technology) y Robert Pera (Ubiquiti Networks), poseedores de grandes fortunas.

Según la encuesta Millennials 2017, hecha por Deloitte, para la mayoría de los millennials la flexibilidad sigue siendo una característica fundamental para su vida laboral.

Luces mexicanas

Según el Instituto Global de Emprendimiento y Desarrollo (GEDI, por sus siglas en inglés), México descendió cuatro lugares en el Índice Global de Emprendimiento 2018 (del 71 al 75) como consecuencia de las evaluaciones en los rubros de soporte cultural, percepción de oportunidades de negocio y habilidades emprendedoras.

Entre los millones de millennials mexicanos destacan los que han cristalizado sus ideas en negocios prometedores.

Un caso llamativo es el de tres jóvenes de 23 años: Aldo González, Eduardo Centeno y Everhard Ortega, cofundadores de Heartbest Foods, empresa mexicana que aplica tecnología alimentaria.

La empresa se especializa en productos nutritivos elaborados a partir de proteínas vegetales que no contienen ningún tipo de alérgeno (soya, almendra, etc.), lactosa, colesterol o grasa-transgénica.

Heartbest, cuyo producto destacado es el queso, surgió hace año y medio con una pequeña camioneta que distribuía sus productos en tiendas veganas. Su primera producción fue gracias a que una empresa maquiladora les proporcionó el espacio. Sus primeras producciones eran de 300 quesos, de los cuales solo vendían 50.

A pesar de que sus productos son 50 por ciento más caros que los de origen animal, su crecimiento ha sido tal que cerraron 2017 con una producción de 30 mil unidades. Para 2018 esperan elevarla a 100 mil quesos, distribuidos en más de 85 puntos de venta a escala nacional a través de Chedraui, La Comer y Costco.

“Cuando sacas tus productos al mercado, la gente es lo más dura posible, teníamos retroalimentación incluso agresiva. Para bien o para mal, ese tipo de clientes son los que nos aportaban para ajustar el producto”, afirmó Aldo, director de Heartbest Foods.

Un negocio te lleva a otro

Según datos de la Asociación Mexicana de Franquicias, este sector genera más de 850 mil empleos directos en el país, tiene 80 mil puntos de venta y aporta 3.7 por ciento del PIB nacional.

Vladimir Ramírez, un joven de 26 años, fundó junto a su socio José Luis Uberetagoyena una holding que opera ocho marcas: Franquicias Máster. Sin embargo, incursionó en los negocios desde antes. A los 19 años emprendió su primer proyecto, que consistía en la importación de Asia de maquinaria o equipo para restaurantes.

El modelo de negocios consistía en atraer a potenciales clientes a través de una página de internet en donde mostraba un catálogo de todos los equipos, luego otorgaba una promesa de pago de 40 días y pedía un anticipo de 70 por ciento del valor del equipo. Al momento de la entrega se liquidaba el resto.

“No tenía inventario, bodegas o almacenamiento, pero sí la red de contactos y la logística para traer el equipamiento al país”, afirma el joven que desde los 17 años buscó mentoría en gente mayor que tuviera éxito en cualquier ámbito.

Aquel primer modelo se convirtió en su primera franquicia de helados, Flavor Cup. “Cuando hay una buena idea vale la pena compartirla. La limitante para iniciar un negocio nunca puede ser el dinero. Cuando inicié no tenía el capital, pero tenía las ideas, la vendí a gente que creyó en mí”.

Años más tarde, entre los clientes de su primer negocio, conoció a su actual socio, quien ya tenía la marca de Rocket Pizza, contemplada dentro de Franquicia Máster, la cual es el único operador de franquicias propias en México, cubriendo sectores de entretenimiento, sports bar, bebidas preparadas, comida casual, helados, café y snacks.

El costo de inversión por franquicia va de 150 mil a 450 mil pesos. Tiene 125 sucursales en diferentes lugares de Latinoamérica como México, Colombia, Guatemala, Argentina, Perú, España, Honduras, Costa Rica y Ecuador.

Ver más allá

Cuando se habla de emprender un negocio, uno de los principales factores es la innovación. Así pensó Emilio Gutiérrez, un chico de 18 años que observó un automóvil rotulado de publicidad. A raíz de eso tuvo la idea de generar ingresos extras a través de publicidad en autos y, aunque no sea una idea novedosa, sí lo fue generar una aplicación y crear junto con sus compañeros de escuela una startup, Vezi.

Diego Mayssen Martínez, director de Vezi, fue con quien trabajó por seis meses para dar forma al esquema de negocios, nombre y logo de la empresa. “Tuvimos la suerte de encontrarnos con un amigo de la familia que creyó en la idea y nos brindó su apoyo, tanto financiero —250 mil pesos—, como de seguimiento al proyecto. Con su ayuda y coucheo pudimos sacar este barco a flote”, afirmó Diego.

El objetivo de Vezi es generar un ingreso extra a través de la rotulación de vehículos, sin sacar a sus clientes de la rutina diaria. Los usuarios de Vezi, llamados “vecinos”, registran las rutas que realizan cotidianamente, de forma que esta startup hace el contacto con las empresas que requieren publicidad y coordina las necesidades con los automovilistas que normalmente recorren sus rutas de interés.

El pago para los “vecinos” varía según las horas de manejo, número de kilómetros que realice en las zonas de interés, así como el tamaño del anuncio —ya sea rotulación de las puertas laterales, o bien, una completa—. El promedio mensual de ingreso para la rotulación de puertas laterales va de 900 a mil 500 pesos, mientras que el total, de mil 200 a 2 mil 400 pesos mensuales.

Vezi comenzará una prueba piloto de los vehículos en febrero con marcas como Innova Sports, Chuck E y Cheese’s.

Lo que viene…

Según el Estudio de Comercio Electrónico en México 2017, del 100 por ciento de los habitantes, los que más arraigado tienen el hábito de compra en línea son los millennials, abarcando 51 por ciento de los clientes en línea. Al cierre de 2016, el comercio electrónico registró movimientos por 329 mil millones de pesos.

Según Federico Lammel, director de Ventas, Enterprise de CenturyLink, la disrupción digital está redefiniendo los modelos de negocios, la manera como evolucionan los mercados y la relación con los clientes.

“Para 2020, los millennials representarán alrededor de 50 por ciento de la fuerza de trabajo mundial y se espera que para 2025 llegue a 75 por ciento.

Para ellos, la digitalización es parte de su cultura: 25 por ciento de los empleos actuales desaparecerán en los próximos 10 años.

Es por esta razón que es tan importante la automatización con la ayuda de herramientas digitales en las organizaciones, esto con el firme objetivo de estar a la vanguardia de sus territorios”, afirmó el director de Ventas Enterprise de CenturyLink.

Con información de: Pilar Juárez.


Sector

Existen aproximadamente 36 millones de millennials mexicanos, es decir, personas que nacieron entre 1980 y 2000.

Cambio

Los jóvenes de entre 18 y 38 años han sido fieles testigos de la transformación tecnológica.

Icono

El fundador de Facebook es el más claro ejemplo de la importancia de los millennials en el mundo.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.