• Regístrate
Estás leyendo: Más allá de la separación de migrantes
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 18:07 Hoy

Más allá de la separación de migrantes

FT Mercados

El presidente Donald Trump fue tan criticado por separar a las familias que se echó para atrás. Pero, el lío migratorio es real: EU quiere cero tolerancia y los indocumentados nuevas oportunidades.
Publicidad
Publicidad

Ivanka se siente muy fuerte. Mi esposa se siente muy fuerte. . . Lo siento muy fuertemente al respecto. Creo que cualquiera con un corazón lo sentiría con fuerza. No nos gusta ver a las familias separadas”, dice Donald Trump, presidente de Estados Unidos (EU). “Al mismo tiempo, no queremos que las personas ingresen ilegalmente a nuestro país. Esto soluciona el problema”, menciona Trump tras firmar la orden ejecutiva que permitirá a las familias migrantes permanecer juntas, política que llevaba un mes impuesta. 

Trump no explicó por qué invirtió el rumbo. Pero la decisión se tomó un día después de las reuniones en Capitol Hill, donde los legisladores republicanos le dijeron al presidente que la política era muy dañina para el partido. 

La orden decía que EU “impondría rigurosamente” las leyes de inmigración mientras garantiza la unión familiar, y culpó al Congreso por la controversia. 

“Todavía tenemos que mantener la dureza o nuestro país será invadido por la gente y por el crimen”, dice Trump el pasado miércoles. 

Mientras los republicanos retroceden cambiando la ley para evitar las separaciones, están divididos sobre otros proyectos de ley de inmigración en competencia y particularmente sobre el tema de si los inmigrantes indocumentados deberían tener un camino hacia la ciudadanía.


No solo es la separación 

Hasta octubre pasado, Laura y su esposo Roberto nunca habían pensado en dejar El Salvador para irse a EU. Pero luego, se toparon con un asesinato entre pandillas, y sintieron que no tenían opción. 

Después de que fueron testigos del asesinato de un adolescente, aparecieron pandilleros en su casa, golpearon a Roberto y le dijeron a la familia que se fuera.

 Al día siguiente, toda la familia abandonó El Salvador, y comenzó una odisea para Laura, de 27 años, y sus dos hijos —un niño de cinco años, y una niña de 20 meses— quienes llegaron a un albergue de migrantes en Tijuana, México, a miles de kilómetros de su país. Mientras que su esposo, Roberto y su otro hijo, de ocho años, llegaron a Estados Unidos por separado. 

“Ir a EU nunca fue mi sueño”, dice Laura. “Tengo familia allí que hubiera podido pedir visa por mí, pero quería quedarme en mi país. De una forma u otra, tuvimos que abandonar El Salvador. No podíamos estar allí”. 

Laura espera pronto reunirse con el resto de su familia, pero teme que en la frontera la separen de sus hijos. “Si nos separan, será muy difícil para mí”, menciona. “Vine huyendo de un problema y me encuentro con otro... pero sé que valdrá la pena”.

Laura es una de los muchos afectados por el doble golpe de la creciente violencia en países como El Salvador, Guatemala y Honduras, y una ofensiva de EU contra la inmigración. 

En EU, se intensificó el debate, ya de por sí tenso, sobre la seguridad fronteriza, mientras republicanos y demócratas intentan capitalizar el tema antes de las elecciones que se realizarán en noviembre en ese país. 

La administración de Donald Trump formalizó en mayo pasado una política para presentar cargos penales contra cualquier migrante que cruce ilegalmente la frontera, lo que significa que a menudo se envía a la cárcel a los padres mientras se hacen cargo de sus hijos.

Entre el 6 y 19 de mayo se separaron a más de 650 niños de sus padres en la frontera, según el servicio de aduanas y protección fronteriza de EU. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EU también dice que desconoce el paradero de más de 1,000 niños que cruzaron la frontera sin sus padres y a quienes colocaron en hogares estadounidenses, pues no pudieron contactar por teléfono a los tutores de los niños. 

Los expertos señalaron que tal vez algunos de los niños se quedaron con otros inmigrantes indocumentados, quienes quizá tienen sus razones para no querer hablar con las autoridades federales, pero dicen que la estadística todavía es motivo de preocupación. 

“Trabajamos con un bebé de 11 meses cuyos padres fueron deportados y el bebé se quedó aquí”, menciona Wendy Young, presidenta de Kids in Need of Defense, un grupo sin fines de lucro.



Crece el número de migrantes

La administración de Donald Trump dice que reacciona a un fuerte aumento en el número de familias y menores no acompañados que intentan cruzar la frontera de manera ilegal. 

El pasado abril, EU informó un aumento de 223% en el número de personas detenidas, en comparación con el mismo mes de 2017. Gran parte se debe a un incremento en el número de menores no acompañados y familias que cruzan al territorio estadounidense.

El dato.
Más de 650 niños fueron separados de sus padres
entre el 6 y el 19 de mayo en la frontera de EU y México.

En ese mismo mes, se detuvieron a 9,647 familias cuando intentaban cruzar a los EU, en comparación con 8,873 en marzo y 5,475 en febrero. En abril de 2017, solo se detuvieron 781. 

“Los cruces fronterizos generales disminuyeron, pero los núcleos familiares y los menores no acompañados aumentaron drásticamente”, dice Camilo Pérez-Bustillo, director de Promoción de Causas del Hope Border Institute, una organización no gubernamental que trabaja con solicitantes de asilo. 

Eunice Rendón, una exfuncionaria del gobierno y coordinadora de Agenda Migrante, una ONG, dice que Tijuana se convirtió en el principal punto de repatriación para inmigrantes y solicitantes de asilo que deportan de EU. En México, hay una espera de cinco meses y medio para obtener asilo, menciona. 

Algunos expertos en el tema sugieren que parte del motivo del aumento de los cruces de familias es que algunos migrantes decidieron hacer el viaje después de esperar y observar el primer año de la presidencia de Donald Trump. Otros dijeron que había una línea clara entre el aumento de los cruces fronterizos y el aumento de la violencia en países como El Salvador. 

“Es un éxodo”, menciona el fraile Tomás González, un monje franciscano que administra un refugio para solicitantes de asilo centroamericanos en el sureste de México, cerca de la frontera con Guatemala. “Las personas declaran que migran debido a la persecución política, no solo a las pandillas. La violencia es terrible y no hay una solución a la vista. No hay nadie que pueda lograr que se desacelere esto… durante años, en lugar de que las cosas mejoren, empeoran. Los primeros tres meses de este año hemos recibido personas como nunca antes”. 

El dato.
9,647 familias
fueron detenidas en abril cuando intentaban cruzar la frontera hacia EU.

En los últimos meses, González observó una afluencia de solicitantes de asilo provenientes de Honduras, Guatemala y El Salvador. El refugio que él maneja está cerca del total de su capacidad, con 275 refugiados, entre los que se encuentran niños y adolescentes que viven allí, dice. 

Laura —que está de acuerdo con Trump cuando llama “animales” a los pandilleros— sueña con una vida en EU, “brindándoles un futuro mejor”. En espera de su reunión con las autoridades estadounidenses, menciona que deposita su fe en un poder superior. “Me siento nerviosa, pero motivada. Dios es quien gobierna en esta frontera y nada es imposible”. 

Luego de las constantes críticas por parte de la Cámara de Comercio de EU, el Papa Francisco, los directivos de varias empresas y hasta de su esposa e hija, el presidente Donald Trump se retractó de su política migratoria donde separaba a las familias migrantes. 

Estos son los comentarios antiTrump que impulsaron el cambio de la política inicial de separar familias migrantes:
La política migratoria radical del presidente de EU fue tan criticada que en un mes decidió retractarla.
La primera dama, Melania Trump, que rara vez comenta sobre las políticas de su esposo, dijo que, si bien los Estados Unidos necesitaban hacer cumplir sus leyes, era importante gobernar "con corazón". 
Por su parte, el Papa Francisco criticó la política de Trump al atacar a los líderes políticos populistas de todo el mundo por crear una "psicosis" en torno al tema de la inmigración. 
Los empresarios estadounidenses no se quedaron atrás al alzar la voz al condenar la política de separar a la fuerza a los hijos de inmigrantes que cruzan ilegalmente al país. Con palabras enérgicas, Tom Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de EU, hizo un llamado a la administración a poner fin a la práctica. “Esto no es lo que somos y debe terminar ahora”. 
Se le unió Chuck Robbins, presidente y director ejecutivo de Cisco Systems, quien menciona que “separar a los menores acompañados de sus padres es cruel y contrario a los valores estadounidenses”. 
El miércoles pasado, Lloyd Blankfein, director ejecutivo de Goldman Sachs, comentó en un tweet que era un "imperativo moral" dejar de separar a las familias: "Además, debe legislar y comprometerse con una inmigración más amplia". 
El sector de tecnología también se sumó a los llamados para un cambio de rumbo. Microsoft dijo el lunes pasado que estaba “consternado” por la práctica que va en contra del “principio fundamental de la política y las leyes estadounidenses desde finales de la Segunda Guerra Mundial”. 
Los directores ejecutivos de Apple, Box, eBay, Reddit y Uber, emitieron comunicados, en los que dijeron que separar a las familias es “inmoral”; “inhumano” o “reprobable”. Sundar Pichai, de Google, dice que las imágenes de la frontera son “desgarradoras”. Los ejecutivos de Facebook Mark Zuckerberg y Sheryl Sandberg donaron a una organización benéfica que trabaja para reunir a los niños migrantes con sus padres. 
Los cofundadores de Airbnb se expresaron. “Separar a los niños de los brazos de sus padres es insensible, cruel, inmoral y va en contra de los valores de pertenencia de EU”, dicen Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk en un comunicado. 
En una época de bajo desempleo, las empresas de la industria de hospedaje y el sector de tecnología batallan para encontrar suficientes personas para satisfacer la demanda, menciona Kaufer, y no poder traer nuevos trabajadores “perjudica nuestra fortaleza económica”.
Andrew Edgecliffe-Johnson.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.