• Regístrate
Estás leyendo: María Franca Fissolo, la dama que heredó el imperio Ferrero
Comparte esta noticia

María Franca Fissolo, la dama que heredó el imperio Ferrero

No solo es la dueña de Nutella, chocolates Ferrero Rocher, huevitos Kinder y de las pastillas Tic Tac, también cuenta con una fortuna que llega a 26 mil mdd.

Publicidad
Publicidad

Elegante y discreta, así se puede describir a María Franca Fissolo, la mujer que por más de 50 años ayudó al fallecido Michele Ferrero a construir un imperio de chocolate y que ahora es dueña de una fortuna que llega a 26 mil millones de dólares.

La ahora presidenta de Grupo Ferrero es la persona más acaudalada de Italia —por encima del magnate y político Silvio Berlusconi— y la cuarta mujer más rica del mundo, solo por debajo de Liliane Bettencourt (L’Oreal), Alice Walton (Walmart) y Jacqueline Mars (Mars Inc.).

A sus 97 años, con el cargo de presidenta, Franca Fissolo sigue totalmente involucrada en la compañía italiana, que es famosa por fabricar la deliciosa Nutella, los chocolates Ferrero Rocher, los huevitos sorpresa Kinder y las pequeñas pastillas de menta mejor conocidas como Tic Tac.

Esta década no ha sido amable con la oriunda de la región italiana Piamonte, pues en 2011 perdió en un accidente a su hijo Pietro Ferrero —quien era junto a su hermano Giovanni, CEO de Grupo Ferrero— y en 2015 falleció su esposo Michele Ferrero.

La muerte de su hijo fue un hecho que la marcó, por eso, a través de la Fundación Ferrero —la cual encabeza desde su fundación en 1983— le rinde homenaje todos los días, y a su vez, refuerza el histórico lema que ha acompañado al grupo desde que lo fundó Pietro Ferrero en 1946: Trabajar, crear y donar.

Sabor a chocolate

En la época de la Segunda Guerra Mundial Italia estaba bajo la dictadura de Benito Mussolini y peleaba contra Francia y Reino Unido de la mano de la Alemania nazi de Adolfo Hitler; en ese oscuro paisaje, Pietro Ferrero se las arregló para poner los cimientos de la mayor empresa chocolatera que existe hasta la fecha.

Derivado de aquellos enfrentamientos, el precio de algunos productos básicos se había ido por las nubes, especialmente el del cacao, el cual inclusive era racionado por el gobierno.

El cacao era uno de los ingredientes que Pietro Ferrero conseguía para que su esposa pudiera elaborar pasteles; sin embargo, su escases lo llevó a buscar opciones. Miró a su alrededor y se dio cuenta que si algo sobraba en Piamonte —región donde vivía— eran avellanas.

Se dio a la tarea de recolectarlas, las mezcló con otros materiales y pronto creó su famosa mundialmente Nutella.

Tener un excelente producto no es suficiente para convertir un negocio en una marca histórica.

Ese hazaña la logró el hijo de Pietro, Michele, quien tomó las riendas de la compañía cuando su progenitor murió en 1949. Su primera intervención al mando de Ferrero fue internacionalizar a su marca insignia, es decir, hizo experimentos hasta que Nutella fue elaborada con productos que venían de diferentes partes del mundo.

En la década de los 50´s, Michele se casó con María Franca Fissolo, quien en tiempos tan complicados como la posguerra lo apoyó y fue pieza fundamental para que Grupo Ferrero estableciera diversas plantas operativas a lo largo de su natal Italia y por todo el mundo, incluido México.

Legado

Ferrero pasó de ser la simple confitería de inicios de los 40’s a un conglomerado que ahora domina el sector chocolatero, con ingresos anuales que oscilan en 8 mil millones de dólares y da empleo a más de 10 mil personas en todo el mundo.

Esta gigantesca empresa era controlada por Michele Ferrero, pero desde su muerte en febrero de 2015 quedó en manos de Franca Fissolo, quien al igual que su difunto esposo es reservada y poco se sabe de ella; sin embargo, nadie duda de su capacidad, lleva en la firma desde que era joven, cuando ingresó como secretaria e intérprete, pues domina tres idiomas.

María Franca Fissolo se acerca al centenario, y aunque físicamente aún se ve fuerte, el terreno para sucederla comienza a pavimentarse, por supuesto, el elegido natural será su hijo Giovanni Ferrero, quien desde hace varios ya controla gran parte del negocio desde su puesto como CEO global.

Top

María Franca Fissolo es la cuarta mujer más acaudalada del mundo, solo por debajo de Liliane Bettencourt, Alice Walton y Jacqueline Mars.

Cargo

Luego de la muerte de su esposo, Michele Ferrero, María Franca tomó la presidencia del grupo chocolatero; además encabeza la Fundación Ferrero.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.