• Regístrate
Estás leyendo: Philip Morris quiere ser la tabacalera sin humo
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 23:26 Hoy

Philip Morris quiere ser la tabacalera sin humo

Estrategia. La meta es que los productos de “riesgo reducido” representen 30% de sus volúmenes de envíos para 2025, en comparación con 5% del año pasado.
Publicidad
Publicidad

Philip Morris International, una de las compañías tabacaleras más grandes del mundo, informó que quiere enfocarse en productos de nicotina “libres de humo” mientras que reconoce que la estrategia va a canibalizar las ventas de los cigarrillos convencionales.

Pero si bien el grupo con sede en Estados Unidos promociona su decisión como un cambio histórico que reducirá los riesgos para el consumidor, su marca insignia de cigarrillos electrónicos IQOS aún no recibe la aprobación en EU y los expertos sostienen que Philip Morris todavía tiene que satisfacerlos en las cuestiones de salud.

Jacek Olczak, director de operaciones de Philip Morris, dijo que la estrategia de la compañía de convertirse en “libre de humo” puede darse “mucho más rápido” de lo planeado. “Ustedes saben que el problema es canibalizar, o que puede poner mucho riesgo en el negocio actual, pero aún piensan que es lo correcto”, aseveró.

Philip Morris tomó un gran riesgo con el dispositivo IQOS, al dirigir hacia éste casi todo su presupuesto de investigación y mercadotecnia. Su objetivo es que los llamados productos de “riesgo reducido” representen 30 por ciento de sus volúmenes de envíos para 2025, en comparación con poco más de 5 por ciento del año pasado. Su informe anual indica que 92 por ciento de sus 383 millones de dólares en gastos de investigación y desarrollo se destinaron a los nuevos dispositivos.

Ayer lanzó una campaña publicitaria, “Year of UnSmoke” (El año sin humo), para dirigir la atención a sus esfuerzos para eliminar gradualmente los cigarrillos en favor de otros productos.

Sin embargo, científicos ya plantearon grandes dudas sobre lo que se afirma que representan los dispositivos IQOS para la salud. El doctor Stanton Glantz, especialista en tabaco de la Universidad de California en San Francisco, dijo que él y su equipo revisaron “varias miles de páginas” de la presentación de Philip Morris a la Administración de Alimentos y Medicamentos de EU (FDA, por su sigla en inglés), para el IQOS.

“La observación más fundamental sobre el IQOS es que sus datos (de Philip Morris) no respaldan las afirmaciones de que el IQOS es mejor que los cigarrillos”, dijo.

El dispositivo IQOS funciona calentando el tabaco a un nivel menor que los cigarrillos convencionales. Cuando se encienden los productos de tabaco tradicionales alcanzan temperaturas de alrededor de 600 grados centígrados. IQOS calienta el tabaco a 350 grados, lo que, de acuerdo con el sitio web de Philip Morris, significa que “los niveles de químicos perjudiciales se reducen significativamente en comparación con el humo del cigarrillo”.

Sin embargo, el doctor Glantz dijo que la investigación muestra que los productos para calentar el tabaco siguen liberando partículas ultrafinas que transmiten la nicotina a los pulmones.

También señaló que su equipo encontró que de 24 pruebas médicas, con mediciones como la presión arterial y la función pulmonar que llevó a cabo Philip Morris en usuarios del IQOS, ninguna mostró una diferencia detectable entre el IQOS y los cigarrillos convencionales.

Otros investigadores dicen que puede haber una mayor toxicidad hepática en los usuarios del dispositivo IQOS y el mismo deterioro en las arterias en los usuarios que en los fumadores.

Philip Morris rechaza las conclusiones de los investigadores de la UCSF. “La totalidad de la evidencia en nuestra química de aerosoles, estudios clínicos y no clínicos, demuestra claramente que cambiar por completo al IQOS presenta menos riesgo de daño que seguir fumando cigarrillos”, dijo la doctora Moira Gilchrist, vicepresidenta de comunicaciones científicas de la compañía.

Gilchrist afirmó que no se enviaron partículas sólidas a los pulmones del usuario, y cuestionó las afirmaciones sobre el daño hepático y la enfermedad cardiovascular.

El producto aún no recibe la aprobación de la FDA.

Olczak, quien utiliza el IQOS desde que salió el prototipo en 2012, señaló que la ciencia de la compañía “tiene que ser impecable”. El producto ya se vende bien en Japón, donde está prohibida la nicotina líquida para el vapeo.

En los resultados del cuarto trimestre de 2018, Philip Morris indicó que los envíos de sus productos de tabaco calentado subieron 14.2 por ciento para llegar a 41 mil 400 millones de unidades. Los volúmenes de envíos de cigarrillos cayeron 2.8 por ciento para llegar a 740 mil 300 millones de unidades.

Los analistas de UBS dijeron en un informe que se publicó el mes pasado que “el catalizador más importante para la percepción de los inversores (de los productos de tabaco calentados) será el lanzamiento de IQOS en EU”, el cual dijeron que esperan que ocurra en el segundo semestre de este año.

En América

El IQOS se comercializa en Canadá, Colombia, Curazao, República Dominicana y Gutemala; aún no tiene permiso en Estados Unidos.

Otros mercados

El producto tiene presencia en 27 países de Europa, cinco de Asia-Pacífico, tres de África y dos de Medio Oriente.

Objetivo

Philip Morris apunta sus esfuerzos de mercadotecnia a los mil millones de fumadores que, según la OMS, habrá en 2025.

Inversión

La tabacalera afirma que su gasto en desarrollo y ciencia para los IQOS suma 6 mil mdd desde 2008.

Resultados

Según las cifras de Philip Morris, 6.6 millones de fumadores han cambiado a su producto de tabaco libre de humo.




Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.