• Regístrate
Estás leyendo: Informe de Etiopía señala a Boeing por avionazo del 737
Comparte esta noticia

Informe de Etiopía señala a Boeing por avionazo del 737

FINANCIAL TIMES

Exculpa a pilotos. Los datos preliminares apuntan a un fallo en los sensores del sistema antibloqueo de la aeronave; los títulos de la empresa han caído 9 por ciento desde el accidente del 10 de marzo.
Publicidad
Publicidad

Los investigadores de Etiopía concluyeron que los pilotos del Boeing 737 Max que se accidentó y en el que murieron 157 personas en marzo no fueron los responsables, e hicieron un llamado al fabricante para que lleve a cabo una investigación total sobre el sistema antibloqueo que, han considerado, desencadenó el accidente.

En las conclusiones preliminares de la investigación sobre el accidente del vuelo 302 de Ethiopian Airlines presentadas ayer, se dijo que los pilotos siguieron correctamente los procedimientos de emergencia, con lo que aumenta la presión sobre Boeing para que corrija un software defectuoso que está implicado en un accidente mortal anterior en Indonesia.

En un movimiento sin precedentes, los reguladores de todo el mundo dejaron en tierra los aviones 737 Max después del accidente de Ethiopian. La tragedia se produjo tras el desplome en octubre de un vuelo de un 737 Max de Lion Air en Indonesia, en el que el sistema antibloqueo —conocido como Sistema de Aumento de Características de Maniobra (MCAS, por su sigla en inglés)— al parecer contribuyó a que cayera el avión.

Dagmawit Moges, ministra de Transporte de Etiopía, pidió a Boeing que lleve a cabo una revisión completa del sistema antibloqueo antes de que el modelo 737 Max pueda regresar al servicio.

Con cinco meses de diferencia, los dos accidentes sacudieron la confianza del público en la última versión del 737, el avión de mayor venta de Boeing y un caballo de batalla de la industria de la aviación mundial. También planteó serias preocupaciones sobre la empresa y los procedimientos que utilizó la Administración Federal de Aviación de EU (FAA, por su sigla en inglés) para certificar la seguridad de las aeronaves.

Boeing indicó que en los dos accidentes, en Etiopía e Indonesia, “se tuvo un ángulo erróneo en la entrada del sensor de ataque que activaba la función del sistema de Aumento de Características de Maniobra durante el vuelo”.

El fabricante agregó que tenía una solución de software para el problema y que se encuentran en el desarrollo de nuevos materiales de capacitación “para garantizar que no vuelva a ocurrir una activación involuntaria del MCAS”.

En el informe de Ethiopian se dijo que el sistema automatizado obligó cuatro veces a bajar la nariz del avión. Según el análisis, la tripulación intentó en repetidas ocasiones utilizar el procedimiento establecido por Boeing para superar la situación, pero no hubo éxito porque el volante manual no funcionó.

El informe captura el poco tiempo que tuvieron los pilotos para recuperar el control durante los seis minutos que estuvieron en el aire, ya que lucharon para anular el sistema antibloqueo, que conducía a la aeronave a una inmersión.

Dagmawit dijo que la tripulación del vuelo de Ethiopian Airlines, que volaba de Adís Abeba a Nairobi en Kenia el 10 de marzo, “realizó repetidamente todos los procedimientos proporcionados por el fabricante pero no pudo controlar la aeronave”.

La FAA, que trabaja con Etiopía en la investigación, señaló: “A medida que obtengamos más información sobre el accidente y los hallazgos se vuelvan disponibles, tomaremos las medidas apropiadas”.

El MCAS es un sistema automatizado para prevenir el bloqueo que, si se activa, puede, bajo ciertas circunstancias, obligar a que la nariz de la aeronave baje, incluso si los pilotos lo vuelan manualmente. Esto puede llevar al avión a una caída en picada, lo que hace que sea imposible de controlar. El MCAS recibe información de los sensores sobre el ángulo de la nariz de la aeronave en relación con la corriente de aire y es exclusivo de Max.

Las versiones anteriores de los 737 tienen diferentes sistemas de protección contra bloqueos que no bajan automáticamente la nariz.

“Dado que en esta investigación preliminar se observaron acciones repetitivas y sin control de bajar la nariz de la aeronave, se recomienda que el sistema de control de vuelo del avión sea revisado por el fabricante”, dijo Dagmawit.

Amdiye Ayalew, jefe de la investigación de Etiopía, dijo que es muy pronto para decir si hay un “problema de diseño estructural” con la aeronave de Boeing. Sin embargo, también dijo que, a partir de los datos que se han recopilado, no hay evidencia de que algún objeto extraño dañara el avión y provocara el accidente.

Boeing dijo que se encuentra revisando el informe. Según las normas internacionales sobre accidentes aéreos, el informe preliminar no atribuye una responsabilidad. Un informe final no llegará hasta dentro de muchos meses.

El consultor de aviación John Strickland, de JLS Consulting, señaló que no había una “claridad total” sobre cuándo podrá volver a volar el avión Max.

Ethiopian Airlines indicó que el informe preliminar “mostró claramente” que los pilotos siguieron los procedimientos recomendados por Boeing y avalados por la FAA.

“A pesar de su arduo trabajo y el pleno cumplimiento de los procedimientos de emergencia, fue muy desafortunado que no pudieran recuperar el avión de la persistencia de la caída en picada”, dijo Boeing.

Los analistas dijeron que los fabricantes pueden verse obligados a pagar miles de millones de dólares en compensación a las aerolíneas con aviones en tierra, reparaciones de aeronaves actuales y acuerdos legales para llegar a arreglos con las familias de las víctimas. Las acciones de Boeing registran una caída de alrededor de 9 por ciento desde el accidente del avión de Ethiopian.

Con información de Aaron Maasho, Tom Wilson, Sylvia Pfeifer y Patti Waldmeir.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.